El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Gobierno español prohíbe fumar en la calle y cierra discotecas y bares

El ministro de sanidad ha añadido varias recomendaciones: la ciudadanía debe limitar los encuentros sociales a sus grupos de convivencia estable y a un máximo de 10 personas. También se aconseja que en los centros sociales y residencias se hagan PCR de forma periódica para asegurar que no hay ningún trabajador con coronavirus

Sanidad ha decretado este viernes el cierre de discotecas y bares de copas en toda España, según ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras reunirse de urgencia con las comunidades autónomas ante el avance de la pandemia. Además, el horario de cierre de los establecimientos será a las 01.00 como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las 00.00 y no se podrá fumar al aire libre si no se mantiene una distancia de dos metros. Esta medida ha sido impulsada por las comunidades. El miércoles la anunció Galicia, y este jueves lo hizo Canarias. Aunque Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias le quitó este mismo jueves valor para prevenir la expansión de la enfermedad, su implantación se ha adoptado por unanimidad pensando que era lo mejor, ha defendido Illa esta mañana.

“Les anuncio que hemos decidido adoptar por primera vez actuaciones coordinadas en materia de salud pública y estas medidas han sido aceptadas por unanimidad”, ha señalado el ministro. Son un total de 11, entre las que se encuentran también la necesidad de garantizar la distancia de seguridad mínima de 1,5 metros en los locales para el servicio en barra y para el consumo en mesa. Y, también en el ámbito de la hostelería, se limita el número de personas por mesa a un máximo de diez, reseña El País.

En los centros sociosanitarios, se limitan las salidas de los internos y las visitas a una persona por residente y con la duración máxima de una hora al día. Una medida que se podrá exceptuar, ha indicado Illa, en el caso de pacientes “al final de sus vidas”. Se harán PCR a los nuevos residentes y trabajadores que lleguen a un centro sociosanitario. Habrá que redactar una evaluación de riesgo antes de cada acto multitudinario. Y el ministro ha insistido en recordar que el botellón ya está prohibido en España, y ha animado a las comunidades a actuar contra ese fenómeno con rigor.

Illa también ha anunciado que se establece la obligación de hacer cribados con PCR a grupos específicos en caso de que haya un brote epidémico. Por ejemplo, en centros sociosanitarios, en barrios, en centros educativos si fuera el caso…

Por último, el ministro ha añadido varias recomendaciones: la ciudadanía debe limitar los encuentros sociales a sus grupos de convivencia estable y a un máximo de 10 personas. También se aconseja que en los centros sociales y residencias se hagan PCR de forma periódica para asegurar que no hay ningún trabajador con coronavirus.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...