El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Gobierno argentino defiende a alto cargo acusado de ocultar millones en Andorra

Según publicó hoy el diario español El País, Díaz Gilligan "ocultó" 1,2 millones de dólares (980.000 euros) en una cuenta de la Banca Privada de Andorra

El Gobierno argentino aseguró este viernes que el subsecretario general de Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, no tiene una empresa ‘off-shore’ y lo defendió de las informaciones que apuntan a que ocultó 1,2 millones de dólares en Andorra, algo que ya investiga la Justicia.

“Él no tiene una empresa off-shore ni nada que se le parezca. Fue asesor de varias empresas argentinas y extranjeras a lo largo de su vida. Y estamos hablando de una situación previa a ser funcionario”, explicó a la prensa el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.

“Como viene sucediendo, está todo a disposición de la Justicia y de la Oficina Anticorrupción (que depende del Ministerio de Justicia), para que realice las investigaciones que sean necesarias”, añadió el representante del Gobierno de Mauricio Macri en una conferencia de prensa desde el Complejo Turístico de Chapadmalal, en la provincia de Buenos Aires, donde el Ejecutivo, encabezado por el presidente, realiza dos jornadas de trabajo.

Según publicó hoy el diario español El País, Díaz Gilligan “ocultó” 1,2 millones de dólares (980.000 euros) en una cuenta de la Banca Privada de Andorra (BPA) a nombre de una sociedad.

Supuestamente, Díaz Gilligan, que negó a ese diario que los fondos fueran suyos, figuró ante el banco como “representante” de la empresa y “accionista”.

La cuenta, que estaba presuntamente a nombre de la empresa británica de intermediación de jugadores de fútbol Line Action, se abrió en 2012, cuando el subsecretario era asesor del Ayuntamiento de Buenos Aires, y mantuvo su actividad, al menos, hasta diciembre de 2014, cuando el político llevaba un año como director general de Promoción Turística del consistorio.

Es una sociedad no off shore que tiene todos los papeles en regla y paga los impuestos correspondientes“, añadió De Andreis, quien remarcó que en el Ejecutivo están “tranquilos” con las explicaciones que Díaz Gilligan ha dado sobre el tema.

Este último subraya, según El País, que el dinero no era suyo y que fue accionista y director de Line Action por hacerle un “favor” a un amigo, Francisco Casal.

Además, explica que en 2014 pidió ser desvinculado de la empresa porque no le parecía “bien” continuar porque ya ocupaba un cargo político.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...