El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Gobierno alemán admite “errores” al retirar acreditaciones de prensa en G20

Al menos en cuatro o cinco casos se desposeyó a representantes de los medios de su credencial para cubrir el evento basándose "en datos incorrectos", explicó el portavoz del Ministerio de Interior, Tobias Plate

El Gobierno alemán admitió hoy que se cometieron “errores” en la retirada de varias acreditaciones de prensa durante la cumbre del G20 de Hamburgo, cuestión que salió a la luz a raíz de informaciones periodísticas y denuncias de los afectados.

Al menos en cuatro o cinco casos se desposeyó a representantes de los medios de su credencial para cubrir el evento basándose “en datos incorrectos”, explicó el portavoz del Ministerio de Interior, Tobias Plate.

El departamento “lamenta” esas “inaceptables decisiones”, añadió la fuente gubernamental, por lo que se presenta a los afectados las consiguientes disculpas.

La explicación del portavoz de Interior sigue a la retirada de 32 acreditaciones de prensa, previamente autorizadas, durante la primera jornada de la cumbre de las veinte grandes potencias y países emergentes, celebrada en Hamburgo del 7 al 8 de julio pasado.

La medida generó protestas de asociaciones de prensa y de los propios afectados, que no pudieron cumplir con su trabajo en Hamburgo pese a haber cumplimentado los trámites con semanas de antelación e incluso recibido su correspondiente credencial.

En ese momento, el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, indicó que la decisión se había adoptado por razones de seguridad al revelarse “serias acusaciones” contra los afectados, algunos de los cuales habrían incurrido en “graves delitos”.

Para la cumbre del G20, en la que la canciller Angela Merkel recibió entre otros a los líderes estadounidense, Donald Trump, y ruso, Vladímir Putin, se había desplegado un enorme dispositivo de seguridad en previsión tanto de protestas violentas como de amenazas terroristas.

Nueve del total de los afectados por la retirada de credenciales presentaron luego su denuncia ante el Tribunal Administrativo de Berlín y afirmaron que tales sospechas sobre ellos se basaron en datos de la Policía de Investigaciones Criminales (BKA).

En varios de esos casos, se basaban en investigaciones policiales o diligencias judiciales que ya habían sido sobreseídos y archivados, pero que no se habían borrado de los archivos policiales, según informaciones de la televisión pública ARD.

El portavoz de Interior explicó que se estaba trabajando para mejorar los canales de comunicación y cruces de datos entre los departamentos implicados y el BKA.

Fuera de los fallos detectados en el G20, la ARD estima que el BKA podría tener almacenados millones de datos erróneos o recopilados de forma irregular, lo que en un momento datos podría poner en dificultades a cualquier ciudadano.

El ministro de Justicia, Heiko Maas, se comprometió ante esa cadena de la televisión pública a esclarecer lo ocurrido e investigar “hasta sus últimas consecuencias” la oportunidad y legitimidad de los datos que el BKA almacena en sus archivos.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...