El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Fiscalía acusa formalmente a expresidenta Jeanine Áñez por autoproclamación

Los cargos con los que la Fiscalía imputa a Áñez en el caso denominado "golpe de Estado II" están relacionados con la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes

La Fiscalía de Bolivia presentó el martes 30 de noviembre una acusación formal contra la expresidenta Jeanine Áñez, quien actualmente se encuentra en prisión por la supuesta comisión de los delitos de sedición, conspiración y terrorismo, por otros dos delitos menores que a lo sumo son dos años de cárcel.

Los cargos con los que la Fiscalía imputa a Áñez en el caso denominado "golpe de Estado II" están relacionados con la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes.

El secretario del Ministerio Público de Bolivia, Edwin Quispe, dijo que estos son acciones que al parecer la exmandataria cometió antes de que asumiera de forma interina la presidencia del país del altiplano.

Para los fiscales, Áñez asumió sin un quorum la presidencia del Senado y sin que existiera la renuncia formal de la entonces presidenta de la Cámara Alta, Adriana Salvatierra. De igual forma refieren que condujo una sesión legislativa en la que tampoco se contó con el número requerido de legisladores para que fuera válida y en la que asumió el poder.

Además de la expresidenta, la Fiscalía incluyó en la acusación al excomandante de la Policía Yuri Calderón, al excomandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman, y al Alto Mando militar, “que coadyuvó para que Áñez asumiera la presidencia de manera inconstitucional”, afirmó Quispe.

Por su parte, en la cuenta Twitter de Áñez se menciona que su detención es arbitraria y que está presa desde hace ocho meses sin que se presenten pruebas concretas de lo que se le acusa. La opinión expresada en dicha red social es que "tapan fraude, renuncia, huida y vacío de poder planeados por Evo Morales".

Señala que el objetivo primordial es mantenerla presa "para acallar su propio fracaso interno" y dicen que se convirtió en un "chivo expiatorio" del "proyecto totalitario en contra de Bolivia", al igual que advierte de la falta de independencia de poderes en ese país.

Áñez está detenida desde marzo en el Centro Penitenciario de Miraflores, en la ciudad de La Paz, por el caso “Golpe I”, en el que es acusada de sedición, conspiración y terrorismo a raíz de la crisis política que se desató tras las elecciones presidenciales de 2019, que fueron ganadas por Evo Morales, pero que a partir de un informe de la Organización de Estados Americanos fueron declaradas nulas, lo que conllevó una enorme crisis institucional.

En julio, el caso fue dividido en dos partes.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...