El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Filipinas dice que Fuerzas Armadas no necesitan ayuda económica de EE.UU.

El ministro de Defensa de Filipinas, Delfin Lorenzana, dijo que las Fuerzas Armadas del país no necesitan de la ayuda económica que le presta Estados Unidos, que hasta ahora ha sido uno de sus principales aliados militares.

“Creo que podemos vivir sin esa ayuda. De hecho nuestro Congreso ahora nos da dinero para la compra de equipamientos”, dijo Lorenzana en una comparecencia ante la prensa.

Lorenzana afirmó asimismo que tiene la intención de viajar tanto a China como a Rusia próximamente para estrechar lazos con los dos países, aunque apuntó que aun se desconocen las fechas exactas de las visitas.

Las declaraciones del ministro ahondan el distanciamiento con EE.UU. iniciado por el presidente del país asiático, Rodrigo Duterte, hace escasas semanas.

El jueves, Duterte también afirmó en un discurso en la ciudad de Butuan, en el sur, que Filipinas no necesita la ayuda económica de EE.UU., la Unión Europea ni la ONU, y les retó a retirarla.

“Si creéis que es momento de retirar vuestra asistencia, no voy a mendigar. Llevaos vuestro dinero a otra parte. Sobreviviremos como nación”, dijo el mandatario.

EE.UU. y Filipinas, aliados históricos, compartían hasta ahora una misma estrategia frente a Pekín en el conflicto territorial del mar de China Meridional, por lo que Washington ha apoyado a Manila en la modernización y entrenamiento de sus Fuerzas Armadas.

Pero las relaciones bilaterales entre los dos países se han deteriorado desde la investidura de Duterte en junio pasado, cuando inició una violenta campaña contra la droga que ha causado cerca de 3.700 muertos, criticada por Washington, entre otros.

Duterte anunció la semana pasada que quiere poner fin a los ejercicios militares conjuntos que ambos países realizan de forma regular.

Además, amenazó con romper un acuerdo firmado por la anterior administración filipina en 2014 que permite a EE.UU. tener una mayor presencia militar en la región.

El jefe de Estado filipino no sólo ha marcado las distancias con EE.UU., sino que también ha mostrado sus intenciones de estrechar lazos diplomáticos y comerciales tanto con Rusia como con China, y tiene previsto viajar a Pekín el próximo 20 de octubre.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...