El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

FAO: Venezuela entre los países con mayor prevalencia de hambre en América Latina

Haití, Venezuela y Nicaragua son los países con mayor prevalencia de hambre con un 46,8%, 27,4% y 19,3% respectivamente, alertó la FAO, seguidos por Guatemala (16,8%) y Honduras (13,5%)

En América Latina, el hambre se ha convertido en una "pandemia" paralela a la del Covid-19, al alcanzar en 2020 a casi 60 millones de personas en la región, un 30 % más que el año anterior y la mayor cifra de los últimos 20 años, alertó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) este martes.

Más de 59,7 millones de personas padecieron hambre el año pasado, un 9,1% de la población total de la región, indicó el último informe anual de la FAO, lo que se traduce en 13,8 millones más que en 2019.

Este panorama convierte a Latinoamérica en la región que más empeoró del mundo en términos de inseguridad alimentaria en 2020 e implica seis años consecutivos de incremento de hambre.

Debemos decirlo fuerte y claro: América Latina y el Caribe enfrenta una situación crítica en términos de su seguridad alimentaria. Ha habido un aumento de casi el 70 % en el hambre entre 2014 y 2020", señaló Julio Berdegué, representante regional de la FAO.

La batalla de la malnutrición

Haití, Venezuela y Nicaragua son los países con mayor prevalencia de hambre con un 46,8%, 27,4% y 19,3% respectivamente, alertó la FAO, seguidos por Guatemala (16,8%) y Honduras (13,5%).

El resto de países registraron una prevalencia inferior al 10% y menor al 2,5% en el caso de Brasil, Cuba y Uruguay, agregó la organización.

Las cifras son del informe Panorama regional de seguridad alimentaria y nutricional 2021, una publicación conjunta de la FAO con otras entidades como la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) o el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

También participaron el Programa Mundial de Alimentos (WFP) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El reporte apunta que este panorama "podría explicarse en parte por los efectos del Covid-19", que deja 46,5 millones de contagios totales y 1,5 millones de fallecidos, además de una contracción del 6,8% del PIB en 2020 -la mayor en 120 años-.

Con récord de muertes, extensas cuarentenas o escasez de equipamiento y atención médica, América Latina, la región más desigual del mundo, fue una de las más afectadas en términos sanitarios y económicos por la crisis sanitaria, que elevó la pobreza al 33,7 %.

En 2020, 267 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria, es decir, 60 millones de personas más que en 2019 "no tuvieron acceso físico o económico a comida en cantidad o calidad suficiente para su salud y desarrollo".

La pandemia ha agravado la situación", reconoció Rossana Polastri, directora regional del FIDA; sin embargo, el hambre "viene en aumento desde 2014".

"Debemos corregir las vulnerabilidades profundas de nuestros sistemas alimentarios y hacerlos más inclusivos y sostenibles para que brinden bienestar a nuestras sociedades", agregó.

El reporte también señala que el fenómeno de la inseguridad alimentaria afectó más a mujeres (41,8%) que a hombres (32,2%) y que la región "está perdiendo la batalla contra la obesidad", que ha experimentado aumentos "significativos" y afecta a uno de cada cuatro adultos (106 millones de personas en total).

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...