El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Exdetenido de Guantánamo en Uruguay retomará huelga de hambre extrema

El exdetenido sirio de la cárcel de Guantánamo Jihad Diyab, que se encuentra refugiado en Uruguay desde 2014, anunció este viernes que retomará el lunes una huelga de hambre sin ingesta de líquidos.

Diyab, que está en huelga de hambre desde hace siete semanas en demanda de salir de Uruguay hacia un país musulmán, dijo además que cuando fue detenido en Venezuela en julio pasado tras dejar suelo uruguayo, el gobierno venezolano le ofreció permanecer en su territorio y llevar a su familia.

En rueda de prensa en Montevideo, dijo que no explicaría los motivos de su retorno a Uruguay tras esa oferta.

"Si yo me muero la culpa será del gobierno de Uruguay y del gobierno de Estados Unidos" -que mantiene la cárcel de Guantánamo abierta por el presidente George W. Bush luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en el marco de su "guerra al terrorismo"-, expresó Diyab.

Visiblemente debilitado, sentado en una pequeña silla delante de una mesa con un mantel de colores, Diyab, con pelo recogido y larga barba, explicó su decisión de volver a profundizar su huelga de hambre que adelanta hace casi 50 días, cesando de ingerir líquidos el lunes si no tiene respuesta de algún país que lo reciba.

"Quiero vivir. Estoy sufriendo mucho. Pero (...) no se encuentra una solución a mi situación", expresó Diyab por intermedio de una doble traducción del árabe al inglés y del inglés al español.

El gobierno uruguayo asegura que adelanta gestiones ante países árabes para encontrar un nuevo destino al exrecluso, el único de los seis arribados a Uruguay en el marco de un acuerdo con el gobierno de EE.UU. que prefiere dejar el país.

Diyab, que arribó a Uruguay junto a los otros cinco exreclusos de la prisión estadounidense a fines de 2014, ha expresado que quiere dejar el país y que no confía en el gobierno de Uruguay, al que acusa de haberle prometido que cuando llegara al país se reencontraría con su familia, actualmente residente en Turquía.

"Dicen que existe una solución. Pero yo lo que veo son promesas incumplidas", añadió, siempre por medio de un traductor. "Venezuela ofreció una solución: que mi familia podía quedarse conmigo o yo quedarme ahí".

El hombre llegó al consulado uruguayo en Caracas el 26 de julio solicitando que lo ayudaran a reunirse con su familia, pero fue recluido en la sede de la policía secreta venezolana, donde no pudo ser visitado y finalmente fue enviado a Uruguay el 30 de agosto.

Consultado por los periodistas, el hombre dijo que no quería dar detalles sobre la supuesta oferta venezolana. El gobierno venezolano jamás se pronunció sobre su detención.

A mediados de septiembre, Diyab cayó en coma producto de la huelga de hambre, fue hidratado y se recuperó, pero retomó su medida. Aceptó ingerir jugos y ahora volverá a la llamada "huelga de hambre seca".

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...