El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Estudiante colombiano: “Me quedo en Wuhan porque me siento más seguro”

El joven a la Universidad de Wuhan como beneficiario de una beca favorecida por el conocimiento del idioma, el cual aprendió durante sus años de estudiante de bachillerato en un colegio de la localidad de Aguablanca, en la capital del Valle del Cauca

Un estudiante colombiano que se encuentra en la ciudad donde se inició el brote del Covid-19 (coronavirus) a finales de diciembre le dijo a El Tiempo que se han dicho muchas falsedades sobre lo que ocurre en China. Asegura sentirse bien tratado y que no regresará por ahora porque ha comprobado que la situación está bajo control.

Quedarme en Wuhan es un aporte responsable para evitar la propagación del virus”, responde Julián Vélez Grisales, quien desde hace tres años estudia en la Universidad de Wuhan, ciudad donde empezó la epidemia que hoy amedrenta al mundo.

Vélez, a sus 20 años, con voz tranquila manifiesta que desde un comienzo ha estado inserto en un proceso sanitario desplegado por las autoridades chinas, lo cual le genera tranquilidad, pues sus resultados han aplanado significativamente las cifras de infectados y muertes en dicha ciudad.

Llegó a la Universidad de Wuhan como beneficiario de una beca favorecida por el conocimiento del idioma, el cual aprendió durante sus años de estudiante de bachillerato en un colegio de la localidad de Aguablanca, en la capital del Valle del Cauca.

Aquí recibo todo, además de los elementos necesarios para educarme, la vivienda, los servicios médicos y un subsidio para la manutención, y en estos momentos las medidas que he recibido para protegerme de la infección han sido completas y permanentes”, agrega, sin dejar de lamentar “la desinformación que en los países occidentales circula en torno a la epidemia”.

Con una madurez que parece desbordar su corta edad, insiste en que los protocolos aplicados en la ciudad de Wuhan y la región de Hubei han sido acertados, con los criterios colaborativos y disciplinados que caracterizan a los chinos, y que de ninguna manera son el resultado de acciones policivas, excesivas o marcadas por las amenazas. “Nada de eso es cierto y menos que en las calles se esté muriendo la gente”, reafirma Vélez.

En diálogo con El Tiempo, este estudiante de negocios internacionales dice que aunque no comulga con muchas de las acciones del actual gobierno colombiano, reconoce que desde la Embajada de Colombia en China se ha manifestado una cercanía y un apoyo permanentes para los compatriotas que se encuentran en esa ciudad y sus alrededores.

Y aunque respeta la decisión de algunos de ellos de regresar al país en la misión que para el efecto han desplegado las autoridades nacionales, insiste en que las condiciones -tanto sanitarias como humanas en las que se encuentra en este momento en la ciudad de Wuhan- le permiten estar tranquilo.

Para rematar, sostiene que la evolución de la epidemia y el despliegue de recursos en ese país ofrecen más garantías de las que podría recibir en Colombia, donde hay deficientes condiciones del sistema de salud.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...