El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Escocia advierte que quiere quedarse en la UE

El gobierno nacionalista escocés no perdió el tiempo tras el terremoto del Brexit y este fin de semana afiló sus armas con un objetivo claro: la independencia para quedarse en la Unión Europea.

“El Reino Unido por el que el pueblo escocés votó en el referéndum de independencia de 2014 ya no existe”, declaró este domingo la jefa de gobierno escocesa, Nicola Sturgeon.

Un segundo referéndum de independencia “es muy probable”, añadió la jefa de gobierno en un programa televisivo de la BBC.

El sábado, apenas 24 horas después de los resultados del referéndum británico, Sturgeon ya había convocado a su gabinete con carácter urgente para preparar su estrategia.

“La realidad es que no hay reglas, no hay precedentes”, resumió Sturgeon en la entrevista televisiva.

Los principales países de la UE presionarán para que las negociaciones de divorcio se abran lo antes posible, y Sturgeon, líder del partido nacionalista escocés, previsiblemente no quiere perder tiempo, reseña AFP.

“Mi desafío es decidir la mejor manera de proteger los intereses de Escocia, cómo puedo prevenir que nos saquen de la UE en contra de nuestra voluntad”, explicó Sturgeon.

El histórico referéndum británico del jueves fue ganado por los partidarios de la salida por 52% a favor y 48% en contra.

Escocia, así como Irlanda del Norte, votaron mayoritariamente por permanecer en la UE.

Los escoceses votaron un 62% en favor de la UE, 38% en contra.

“Esto no va a ser una reedición del referéndum de 2014” que Escocia organizó con el acuerdo de Londres, y que otorgó la victoria a los que querían permanecer en el Reino Unido, dijo Sturgeon.

Un sondeo realizado por el Sunday Times este viernes y sábado mostró que el 52% de los escoceses quiere la separación del Reino Unido.

Otro sondeo, realizado el viernes entre 1.600 personas por ScotPulse, da un 59% de apoyo a la independencia, en comparación con el 32% que quiere seguir en el Reino Unido.

Hace dos años los electores optaron por rechazar la independencia, con una mayoría cómoda del 55%.

“La independencia no es mi punto de partida en este asunto”, afirmó Sturgeon, dejando entrever así que la prioridad es mantenerse en la UE.

“Lo que pase de aquí en adelante deberá ser negociado”, advirtió.

Esa negociación será en paralelo con Londres y Bruselas. “Nuestro argumento es que no queremos irnos, ni tampoco queremos irnos para volver luego”, añadió la jefa de Gobierno.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...