El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Desarticulan red internacional que explotaba sexualmente a latinas en España

La investigación, iniciada por autoridades judiciales francesas, desveló la existencia de un entramado criminal dirigido y gestionado desde España que explotaba sexualmente a mujeres, en su mayoría de nacionalidad brasileña, en hoteles de diversas localidades de Francia, obteniendo esta red un beneficio mensual de 150.000 euros

Las policías española, francesa y la judicial portuguesa desarticularon, en coordinación con la Europol, una organización criminal internacional asentada en España y dedicada presuntamente a la explotación sexual de mujeres sudamericanas en territorio francés.

La investigación, iniciada por autoridades judiciales francesas, desveló la existencia de un entramado criminal dirigido y gestionado desde España que explotaba sexualmente a mujeres, en su mayoría de nacionalidad brasileña, en hoteles de diversas localidades de Francia, obteniendo esta red un beneficio mensual de 150.000 euros.

La operación policial finalizó con la liberación de ocho víctimas en Francia y la detención e ingreso en prisión de nueve personas -cuatro en España, tres en Portugal y dos en Francia-, según informaron fuentes policiales españolas este sábado en un comunicado.

Se realizaron un total de 12 registros domiciliarios, tres de ellos en España, y se incautaron 20.000 euros en efectivo, dos vehículos de alta gama y numerosos teléfonos móviles, ordenadores y equipos informáticos.

La colaboración entre las tres policías comenzó en enero de este año, en base a una Orden Europea de Investigación que se originó por las indagaciones abiertas por autoridades judiciales francesas.

La investigación realizada permitió constatar que el entramado criminal prostituía a un número importante de mujeres en territorio francés y que era dirigido por varias personas asentadas en España.

La organización publicaba anuncios en páginas web donde se ofrecían los servicios sexuales y se encargaban de gestionar el alojamiento de las mujeres en Francia, llegando a contratar el transporte con el que se las trasladaba hasta los hoteles donde tenían que prostituirse.

Las víctimas, principalmente de nacionalidad brasileña, estaban obligadas a entregar a la organización el 50 por ciento de sus ingresos con los que la red criminal obtenía unos beneficios mensuales cercanos a los 150.000 euros, dinero que era enviado a España mediante transferencias bancarias o empresas de envío de dinero, y que luego era redirigido hacia Brasil y Bélgica.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...