El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

¿Cómo podría afectar una vacuna contra el Covid-19 a los mercados?

Más que de recuperación podemos empezar a hablar de la proverbial luz al final del túnel, ya que el golpe ha sido realmente fuerte y la destrucción del tejido empresarial no puede ser revertido así como así

La vacuna de Pfizer y BioNTech podría llegar a convertirse en la mejor noticia financiera del año, y es que de confirmarse la efectividad del 90 por ciento, aceleraría la vuelta a una normalidad más parecida a la anterior, aunque para olvidar elementos como la mascarilla y ciertas restricciones aún quede bastante.

Aunque todavía quedan algunas aristas que deben ser pulidas para cantar victoria es de esperar que su solo anuncio actúe también en la economía a modo de vacuna contra la recesión.

 

¿En qué consiste la vacuna? Últimos obstáculos para su distribución

La vacuna de Pfizer/BioNTech utiliza el ARN mensajero  (que es el mismo que utilizan las células para transferir código genético entre su núcleo y el orgánulo llamado ribosoma a través del líquido citoplasmático, ya que tiene varias ventajas sobre las proteínas, las cuales a la espera de que el ARN mensajero de buenos resultados, eran las moléculas mensajeras predilectas en biotecnología) para “instruir” a nuestro cuerpo sobre cómo combatir la enfermedad, como si la inmunidad hubiera sido adquirida por nuestro organismo como cuando superamos una enfermedad de forma natural.

Eso sí, aún quedan algunos pasos antes de su distribución masiva, como la necesaria burocracia o la fabricación y distribución (debe transportarse a entre -70 y -80 grados bajo cero), pero su solo anuncio ya ha propiciado una primera ola de euforia bursátil.

¿Comienza la recuperación?

Más que de recuperación podemos empezar a hablar de la proverbial luz al final del túnel, ya que el golpe ha sido realmente fuerte y la destrucción del tejido empresarial no puede ser revertido así como así, parte de los negocios que han cerrado durante lo que llevamos de esta crisis no volverán a abrir.

¿De qué forma van a reaccionar los inversores? Como siempre seguro que vamos a encontrar todo tipo de posicionamientos. Por ejemplo, el trader (que no se dedica a la compraventa de activos directamente y en vez de eso utiliza las cotizaciones de acciones, divisas, materias primas o el activo que sea) y realice por ejemplo trading a corto plazo a través de apps como la de easyMarkets,  podría pensar que tras este estallido de júbilo vendrá una corrección a la baja, o también puede que piense que la recuperación será sostenida en el tiempo a partir de este momento, en cualquier caso se posicionará en consecuencia (cualquiera de los dos posicionamientos debe tener en cuenta que el mercado se encuentra en un momento especialmente volátil, lo cual junto con el apalancamiento que se usa en el trading online aumenta el riesgo de que las operaciones acaben con grandes pérdidas de capital).

Y por supuesto habrá que revisar todas las previsiones económicas de cara a los próximos años, ya que si antes de la vacuna el optimismo ya era mayor que a mediados de año, la práctica seguridad de que en los próximos meses la vacuna va a empezar a ser suministrada actuará como catalizador de la recuperación.

 

Última actualización de las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI)

La última actualización de la variación del PIB mundial para el presente 2020 y el 2021 por parte del FMI (anterior al esperanzador anuncio de la vacuna) ya era sustancialmente mejor al realizado durante lo peor de la primera ola del coronavirus.

La previsión de la caída del PIB mundial pasó del 5,2 por ciento previsto en verano al 4,4 por ciento de octubre, cayendo las economías más avanzadas bastante más que la media mundial (las economías más desarrolladas caerán en su conjunto un 5,9 por ciento) y cayendo las economías emergentes bastante menos de la media mundial, concretamente un 3,3 por ciento, entre las cuales sitúan a China, que no solo no cae, sino que se permite crecer un 1,9 por ciento en el año del coronavirus.

En cuanto al crecimiento las previsiones también son más optimistas, pasando al 5,2 por ciento. Por cierto, en este apartado las economías más pujantes también se quedan atrás, siendo el crecimiento medio de estas del 3,9 por ciento (la previsión para España es la más alta, con un 7,2 por ciento, aunque viene de protagonizar la caída más alta, con el 12,8 por ciento) y las economías emergentes lideran el crecimiento mejorando la media, con un 6 por ciento. Esta es la situación actual, pero probablemente el próximo informe trimestral mejore aún más las previsiones.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...