El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Colombia permite portar dosis mayor de marihuana por adicción

La Corte Suprema de Colombia absolvió a un soldado que había sido condenado por llevar consigo una dosis de marihuana superior a la permitida para autoconsumo por considerar que era adicto, en una decisión “trascendental” y “moderna” que sienta jurisprudencia.

El soldado Yesid Alexander Arias, condenado por portar una cantidad de cannabis muy superior a los 20 gramos permitidos para autoconsumo en Colombia, fue declarado libre de responsabilidad por el máximo tribunal, al determinar que los “necesitaba”, en un fallo divulgado este lunes.

“Por haberse demostrado que el enjuiciado desde muy joven era adicto y consumidor de marihuana, la cantidad de sustancia encontrada, que sobrepasó la dosis personal, debía entenderse como aprovisionamiento”, dijo el magistrado Eugenio Fernández Carlier en el fallo, fechado el 9 de marzo.

“La cantidad de sustancia hallada de manera razonable se ubica en la que él necesitaba, de ahí que se puede entender como una dosis autorizada constitucional y legalmente”.

En 2011, Arias había sido sorprendido cuando portaba dentro de sus bolsillos 50,2 gramos de marihuana en el cuartel del Batallón José Antonio Galán en el municipio de Socorro, Santander (este).

Sin embargo, fuentes de la Corte subrayaron que se encontraba “fuera de servicio”. “Iba a salir de patrullaje”.

Por lo ocurrido, fue sentenciado en 2012 por un tribunal de San Gil, Santander, a más de nueve años de cárcel por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, decisión que él apeló.

En su fallo, la Corte entendió que la adicción del soldado justificaba la cantidad que portaba.

“Arias Pinto es adicto desde niño a las drogas sicotrópicas (…) y dado que era soldado y debía salir a una zona a patrullar en el municipio de Coromoro (este), lugar donde le sería difícil adquirir la marihuana, se configura una justa causa para que tuviera la cantidad que le fue hallada”, señaló Fernández Carlier.

Un psiquiatra había relatado ante el Tribunal de San Gil que Arias Pinto era adicto a la marihuana tras constatar episodios de ansiedad derivados de su consumo.

El testimonio del médico fue desestimado en ese juicio “porque sólo contó con los datos suministrados por el paciente y no mediaba prueba de laboratorio”, agregó el fallo.

También un compañero del acusado en el Ejército testificó a su favor y dijo que “Arias Pinto consumía a diario entre diez u once dosis de estupefaciente”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...