El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Canciller española reconoció que sí sabían sobre el viaje de Delcy Rodríguez a Madrid

En entrevista con la Cadena SER, señaló que pueden haber surgido señalamientos en la forma cómo se manejó el asunto de Rodríguez en Barajas, pero a su juicio no habían opciones

La ministra de Relaciones Exteriores de España, Arancha González Laya, reconoció este viernes que sí estaban en conocimiento de que Delcy Rodríguez, vicepresidenta afín a Nicolás Maduro, viajaría a Madrid y aseveró que están claros que la también excanciller venezolana tiene sanciones en su contra impuestas por la Unión Europea.

En entrevista con la Cadena SER, señaló que pueden haber surgido señalamientos en la forma cómo se manejó el asunto de Rodríguez en Barajas, pero a su juicio no habían opciones.

“Se puede criticar la manera en la que se gestionó. Hubiéramos preferido no tener que gestionarla. Pero la alternativa no era que el avión siguiera su vuelo porque no se podía o que la vicepresidenta se quedara en el avión pero no era posible tampoco porque los pilotos no pueden dejar a nadie en el avión y ellos fueron a descansar porque era lo que tenían que hacer”, expresó

Subrayó que si hubiera conocido con mayor antelación sobre el viaje, se habría prohibido su aterrizaje en España.

La nueva arista

Fuentes consultadas por el portal La Razón de España revelaron que el Gobierno español, presidido por Pedro Sánchez, ocultó a las autoridades portuguesas que el avión privado en el que se trasladaba Delcy Rodríguez, vicepresidenta afín a Nicolás Maduro, pasaría por su espacio aéreo previo a su llegada a Madrid.

Revela el texto que el avión entró en el espacio aéreo de Portugal hacia las 11:25 p.m. del 19 de enero y aterrizó en el aeropuerto de Barajas cerca de las 12:12 p.m. del 20, donde la aeronave sobrevoló en la vertical del área metropolitana de Lisboa para poner rumbo a la capital española, donde sostendría un encuentro con el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, a pocos minutos de haber aterrizado.

La aeronave partió desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía sin que la embajada de Venezuela en Madrid advirtiera a la Cancillería española de la presencia de Delcy Rodríguez en el avión, cosa que hizo cuando tenía velocidad de crucero e iba sobrevolando el Océano Atlántico.

Cuando estuvo en esa posición, fue que la Cancillería española fue notificada y de allí avisaron al Ministerio del Interior, liderado por Fernando Grande-Marlaska, quien a su vez hizo la alerta en la sede de Gobierno. Al parecer, consideraron prohibir el vuelo del avión por la península y que llegara a Madrid, pero pasaron de largo las sanciones impuestas por la Unión Europea y por eso fue que Ábalos acudió a su encuentro en Barajas.

La legación diplomática de nuestro país le comunicó el plan de vuelo al Ministerio de Exteriores español, que incluía pasar por Portugal y ante esa situación, los altos funcionarios en el palacio de la Moncloa decidieron no notificar a Lisboa de lo que ocurría con la aeronave, que tenía una tripulación turca. Si lo notificaban, refiere La Razón, los lusitanos prohibirían el vuelo por territorio portugués.

Ninguna ley obligaba a España a informar a las autoridades del país vecino, pero sí el «fair play» y la lealtad entre socios comunitarios y hacia las normativas aprobadas por la Unión Europea.

Al parecer, Delcy Rodríguez decidió pasar la noche en la Terminal Ejecutiva situada junto a la T-1, un espacio «premium» que ofrece a los visitantes VIP todo tipo de comodidades mientras esperan reanudar viaje o hacer transbordo a otras compañías, ya que estaría consciente que si viajaba por el espacio aéreo de otras naciones de la Unión Europea, violaría las sanciones en su contra y sería deportada.

Por eso, a las 8:20 a.m. del lunes 20 de febrero tomó un vuelo comercial de Qatar Airways con destino a Doha, donde hizo escala para enlazar con otro vuelo hacia Estambul, aunque ello la obligó a dar un considerable rodeo.

Exteriores lo sabía todo

El portal ABC aseguró este viernes que el Ministerio de Relaciones Exteriores, bajo la dirección de Arancha González Laya, supo desde el principio que Delcy Rodríguez tenía previsto llegar a Estambul pasando por España. Supone que la decisión del Ejecutivo de mandar a José Luis Ábalos al encuentro era evitar que salpicara el problema a la cartera de Interior y a la Cancillería.

Tal como adelantó el portal, el ministro del Interior, como el de Transportes, fue informado por la Policía de que Delcy Rodríguez en ningún caso podía entrar en España. Se planteó entonces qué hacer con ella. La opción de carril era llevarla a la sala de inadmitidos de Barajas, pero había un problema de seguridad porque allí había venezolanos, entre otros extranjeros. Se optó entonces por la sala VIP de vuelos privados y se evitó que pasara la frontera y la aduanas.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...