El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Angerlys Freites, una caraqueña con éxito como actriz de teatro y modelo en Chile

En octubre de 2019 se inscribió en un taller de teatro, Improvisación Teatral, con el maestro Ron Chávez, y fue una de las elegidas para ser parte del elenco de Improvisto Chile

El modelaje y el teatro son, desde la adolescencia, dos de las pasiones de Angerlys Freites @angefreites , comunicadora social de 27 años que se desarrolla como ejecutiva de cuentas, con responsabilidades administrativas, en una empresa en Santiago a la que ingresó a principios de marzo de 2018, casi un mes después de arribar como migrante a Chile.

Antes vivió dos meses en Montañita, un pueblo de Ecuador, donde trabajó como mesera. “Un día atendí a un chico chileno, quien en un momento habló conmigo y me preguntó que qué andaba haciendo ahí (es un lugar para estar de paso). Le comenté que vendría a Chile a vivir y me dejó su tarjeta para que lo contactara cuando llegara porque iba a buscar personas para su empresa”, cuenta.

Como estaba previsto, la caraqueña, graduada en la Universidad Católica Santa Rosa, se comunicó con la persona, aún sin saber si la recordaría. “Se acordaba de mí y me dijo que iba a gestionar mi entrevista con el encargado del área, que si no les gustaba no podía hacer nada, dependía de mí. Fui a la entrevista, todo cool, dijeron que me llamarían. Pasaron tres semanas y aún nada. No sabía si me iban a llamar”, recuerda.

Preocupada, Freites buscó opciones.

Incluso me topé con una mujer que me ofreció hacer masajes con happy ending. Me dijo: ‘Piénsalo, de seguro a tu familia en Venezuela le hace falta el dinero que puedes ganar aquí. Después de eso, me levanté y me fui…”. Afortunadamente, se contactó con la empresa y una semana después obtuvo el empleo –que económicamente le permite vivir tranquila- hasta la actualidad.

De Chile, algo que la sorprendió es el sistema de transporte, al que considera que, aunque pueda ser costoso, es muy bueno.

Freites es una persona con equilibrio integral, que busca siempre alimentar su espíritu. Por ello, con 9 meses en Chile, empezó a acudir a castings para comerciales sin ningún fruto. Era mucho tiempo el que pasaba en los castings y no pasaba nada, así que dejó de hacerlo, pero durante la pandemia, retomó sus postulaciones y logró su primer comercial para el Banco Santander. “Después de ese, hice algunos otros”, agrega.

Poco a poco, las piezas encajaban y en octubre de 2019 se inscribió en un taller de teatro, Improvisación Teatral, con el maestro Ron Chávez, en donde pudo retomar el contacto con el escenario. “Fui una de las elegidas para ser parte del elenco de Improvisto Chile @improvisto.cl y desde entonces formo parte de ese maravilloso grupo que se ha convertido en mi familia”, sostiene.

Como migrante, Freites considera que es importante respetar la cultura que brinda cobijo, tener la disposición de adaptarse y cuidar el nuevo ambiente.

Yo disfruto mucho el intercambio cultural, creo que se enriquecen todas las partes. Estoy en este país creciendo como mujer, como ser humano y siento que mi mejor retribución es el agradecimiento y el aporte, desde mis campos de acción, mi trabajo, el teatro, el modelaje y como vecina”, sentencia.

Dice que no podría calificar a los migrantes criollos en el mundo. “Solo creo que cada quién está haciendo lo que cree que tiene que hacer. Cada quién en su proceso de adaptarse a un nuevo país y lograr sentirse feliz, aun cuando la mayoría tiene a sus familiares lejos. La mayoría está buscando la forma de estar bien para poder ayudar a su familia en Venezuela”.

¿Nos puedes ampliar sobre tu experiencia profesional acá?

Acá no he podido ejercer mi profesión. Lo que he hecho es crear cosas por mi parte. Hice un programa con un amigo que se llamó Código Joda, estoy estudiando Locución en la escuela de locutores de Chile, pero no he ejercido más.

¿Cómo ha sido su relación con los chilenos?

Mi relación con los chilenos, siempre ha sido buena, la verdad no conozco a nadie que me haya tratado mal ni haya sido mala onda. Creo que eso tiene que ver mucho con lo que uno transmite.

¿Que es lo que más te gusta y lo que menos de Chile como sociedad?

Me gusta que hoy en día hay muchas personas de distintos países, que es una sociedad que lucha por sus derechos y que percibo que la comunidad LGBTQ+ es mucho más libre en comparación a otros países en los que he estado. Y lo que menos me gusta, con todo el respeto, es que la tercera edad en este país tiene graves problemas con el mal humor. Debe ser consecuencia de lo mal que los trata el sistema, no lo sé.

¿Sientes que eres una influencia positiva?

Honestamente, sí. Considero que no hago cosas que afecten a terceros ni doy mensajes de odio ni mucho menos. Así que, cualquiera que sea mi influencia en mi entorno, considero que es positiva.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...