El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Alta participación en la primeras presidenciales moldavas en 20 años

Las primera elecciones presidenciales directas en 20 años celebradas este domingo en Moldavia transcurrieron en un clima de calma y con activa participación ciudadana, informó la Comisión Electoral Central (CEC) de esa antigua república soviética enclavada entre Ucrania y Rumanía.

Según cifras oficiales aún no definitivas, acudieron a las urnas un total de 1,42 millones de votantes, lo que representa el 49 % del censo.

La CEC, que había anunciado que no se realizarían sondeos a pie de urna, proporcionará los primeros resultado preliminares en las próximas horas.

La autoridad electoral destacó la ausencia de irregularidades que pudieran influir en los resultados de los comicios, en los que compiten nueve candidatos, de los cuales según los sondeos sólo dos, el socialista Igor Dodon y la opositora de centroderecha Maia Sandu, tienen posibilidades de hacerse con la jefatura del Estado.

Dodon, partidario de revisar el Acuerdo de Asociación entre Moldavia y la Unión Europea, y forjar una alianza estratégica con Rusia, es señalado por las encuestas como el gran favorito a la victoria, aunque sin la mayoría absoluta necesaria para ganar en la primera vuelta.

Sandu, por su parte, proclama como sus principales objetivos la lucha contra la corrupción, la integración real, y no de palabra, con la Unión Europea, una alianza estratégica con Estados Unidos y la normalización de las relaciones con Rusia.

“Nos vemos en la segunda vuelta”, dijo Sandu a la prensa al termino de las votaciones, tras agradecer el apoyo de sus partidarios.

En declaraciones a pie de urna, el candidato socialista a su vez expresó su convencimiento de que no será necesaria una segunda vuelta.

“Hoy es un gran día. Estoy convencido de que hoy comienza una nueva página en la historia de Moldavia”, dijo Dodon, citado por la agencia oficial rusa RIA Nóvosti.

Durante la campaña, Dodon acusó a los últimos gobiernos liberales europeístas de corrupción y de llevar Moldavia a la ruina, y abogó por privilegiar las relaciones con Rusia.

“El futuro de Moldavia está junto a una Rusia fuerte”, fue una las principales consignas electorales del candidato socialista.

Según la Constitución moldava, el poder Ejecutivo reside en el Gobierno, que es nombrado por el Parlamento, y el presidente del país tiene funciones principalmente representativas.

Desde el año 2000 hasta ahora la elección del jefe del Estado era prerrogativa del Legislativo.

De hecho, los comicios presidenciales han devenido en una suerte de plebiscito sobre el rumbo de la política exterior de Moldavia, actualmente orientada hacia la integración con la Unión Europea.

La coalición gubernamental retiró a su candidato presidencial, Marian Lupu, para favorecer la candidatura de la opositora Sandu por considerar que tiene mejores opciones contra Dodon en una segunda vuelta.

“He votado por un presidente que permita a Moldavia retornar a los mercados financieros internacionales a fin de continuar la modernización del país”, dijo tras depositar su sufragio el primer ministro moldavo, Pavel Filip.

El jefe del Gobierno recalcó que “lo importante es construir una Moldavia que se asiente en los valores europeos” y añadió que cuando todas las fuerzas del Estado se abocan a la modernización del país los cambios pueden producirse muy rápidamente.

Los comicios no se celebraron en la región separatista de Transnistria, de mayoría de población rusa y ucraniana, por lo que la CEC habilitó colegios electorales junto a sus límites para que los ciudadanos residentes en ella puedan ejercer su derecho a voto.

El Ministerio del Interior desplegó a más de 4.000 agentes de la policía para velar por el orden público durante la jornada electoral, que transcurrió sin incidentes destacables.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...