El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Yosy Finol a VERSIÓN FINAL: No existe “barriguita” imposible de eliminar después del embarazo

Madre y exreina venezolana. Tras cada embarazo, luego de haber dado a luz a tres pequeños, Yosy Finol sorprende a sus seguidores con la misma escultural gura que la caracteriza desde su paso por las las de certámenes de belleza. Inmediatamente surge la pregunta del millón: ¿Cuál es el secreto?

En una entrevista con Versión Final, Yosy reveló que sí es posible recuperar la gura después del embarazo y su cuerpo es una muestra de ello. “Todo vuelve a la normalidad, claro está que debes de llevar un buen hábito alimenticio y ejercitarte”, responde con total seguridad.

Según Finol, su secreto es el equilibrio. “No me gusta ser extremista y además la vida es una sola, por eso mismo me gusta cuidarla comiendo bien en calidad para ganar salud pero de vez en cuando o los fines de semana como lo que me provoque”.

Sin embargo, recalca que cuando se trata de tener abdominales lo ideal es “comer muy limpio” para poder eliminar la grasa que tengas acumulada. De esta manera, no habrá “barriguita” imposible de eliminar después del embarazo. Según ella, si en tal caso no puedes eliminarla, de seguro que algo estás haciendo mal.

-¿Cuánto tiempo después del parto (o cesárea) se puede comenzar con la rutina ejercicios?

Todo depende. Si fue parto normal, ya en 15 días puedes hacer ejercicio. En cambio si fue cesárea, a las seis semanas ya puedes comenzar a caminar e ir reincorporando poco a poco cada ejercicio, que no involucre el estómago bajo. Ya después de los seis meses puedes hacer de todo.

-¿Es recomendable utilizar faja?

La faja solo sirve para mejorar la postura, de resto es falso que te ayuda a rebajar.

-¿Algunos ejercicios clave que permitan facilitar el logro de una gura perfecta después del embarazo?

No puedo citar algún ejercicio en específico, ya que todos son buenos y es según el propósito y la velocidad con la que quieras ir, que deben ser más suaves o fuertes. Pero lo más importante es que comiencen a hacer cualquier ejercicio cardiovascular, así quemaran calorías extras.

Pilates y yoga, los mejores aliados

Pasado un tiempo prudencial, tanto el yoga como el pilates son dos buenas opciones para trabajar la barriga sin temor a las lesiones en las cervicales o la espalda. Ambas técnicas, especialmente la segunda, se centran en estabilizar la columna vertebral y corregir malas posturas, mientras se desarrollan los músculos internos de abdomen, espalda y glúteos.

Los movimientos se combinan con la respiración profunda, lo cual contribuye a obtener mejores resultados, liberar estrés y moldear la gura. Además, no es necesario hacer múltiples series de abdominales para conseguir un vientre plano, aunque si ya estabas acostumbrada a hacerlas antes del embarazo, seguramente una vez recuperada no tendrás problema en volver a incorporarlas a tu rutina.

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...