El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Trapero: La ficción permite reflexionar sobre temas que cuesta mirar de frente

El cineasta argentino Pablo Trapero considera que el tamiz de la ficción permite reflexionar sobre cuestiones, ya sean grandes temas sociales o cuestiones “íntimas o silenciosas”, que en la vida real “cuesta mirar de frente”.

Ganador del León de Plata de Venecia a mejor director por “El clan” (2015), película que también se llevó el Goya a mejor cinta iberoamericana, Trapero recibe hoy el Luna de Valencia de la 32 edición del Festival Internacional de Cine de Valencia (este de España), el Cinema Jove, por ser “uno de los más destacados cineastas latinoamericanos”.

En una rueda de prensa, el cineasta defendió el potencial del cine para plantear temas e invitar a reflexionar sobre la realidad, aunque señaló que una película no es capaz de cambiar la realidad por sí sola, pues eso depende de quienes ven esa realidad.

El cine, agregó, “nos invita a reflexionar sobre temas, situaciones o personajes que no siempre son los que encontramos en la primera página” de los periódicos, y “al no mostrar la realidad de frente”, nos permite ver cosas que si uno se las encuentra en el diario o la televisión pasa la página o cambia de canal.

“Esas mismas personas pagan una entrada para ver una realidad que en otros lados es difícil de enfrentar”, señaló Trapero, que se mostró satisfecho de que algunas de sus películas hayan provocado debates sociales en Argentina.

Eso ocurrió con “El clan”, basada en el caso real de la familia Puccio, que se dedicó al secuestro en los años finales de la dictadura e inicio de la democracia; con “Elefante blanco” (2012), sobre la realidad de los barrios pobres y marginales argentinos, o con “Leonera” (2008), sobre el mundo carcelario.

Un cine comprometido como ya quedó claro en su ópera prima, “Mundo grúa” (1999), sobre un músico que tiene que ganarse la vida como operador de grúa, filme premiado en los festivales de Venecia, Toulouse (Francia), Rotterdam (Holanda), La Habana o Friburgo (Suiza).

Una filmografía “que se mueve con pulso firme entre la crónica social sin concesiones y un costumbrismo de género, que pone de relieve la problemática de las clases más desfavorecidas en la historia reciente de su país”, como señaló Cinema Jove al anunciar el premio a la trayectoria del cineasta.

Nacido en San Justo (Buenos Aires) en 1971, Trapero aseguró que da “miedo” entrar en la etapa de homenajes porque le hace sentir que las mejores películas han pasado, cuando él se siente joven y sus ganas y su energía a la hora de iniciar cada película “siguen intactas” desde que empezó a rodar su primer largometraje con 25 ó 26 años.

Sobre sus proyectos de futuro, avanzó que trabaja en varias películas fuera de Argentina y una en ese país, que probablemente sea su próximo filme, titulado “La quietud”, y que no descarta en un futuro rodar alguna película en España.

Probablemente el primer rodaje que acometa sea “Thin Skinned Animal”, su primer largometraje en inglés, una adaptación de una novela policiaca de Patrick Alexander.

Muchos proyectos por delante para un cineasta que valora la existencia de festivales que “celebran las primeras películas” de los directores, pues se trata de una etapa “muy difícil”.

Coetáneo de Lucrecia Martel, Martín Rejtman, Adrián Caetano y otros jóvenes directores que comenzaron a despuntar desde Argentina a finales de los 90 y principios de los 2000, Trapero ha trazado desde entonces una trayectoria en curva ascendente.

Tras “Mundo grúa” llegaron “El bonaerense” (2002), “Familia rodante” (2004), “Nacido y criado” (2006), “Leonera” (2008), “Carancho” (2010), “Elefante blanco” (2012) y “El clan” (2015), además de participaciones en proyectos corales como “7 días en La Habana” (2012) o “Venice 70: Future Reloaded” (2013).

Pero ya lleva dos años sin rodar desde “El clan” y es algo que le pesa, como reconoció hoy horas antes de recoger un premio que le recuerda a su abuela paterna, que vivía en un pueblo de Segovia (España) y que le decía siempre, por ser un niño muy distraído, que estaba “en la Luna de Valencia”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...