El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Soledad Puértolas indaga en las relaciones humanas en "Chicos y chicas"

La escritora Soledad Puértolas indaga en las relaciones humanas en su último libro de cuentos, "Chicos y chicas", en el que, por primera vez, afronta el relato desde la voz de la tercera persona.

Puértolas explicó hoy en Barcelona en la presentación del libro que en relación a sus seis anteriores trabajos de cuentos hay "una novedad objetiva, destacable: todos están escritos en tercera persona".

Revela la autora que siempre le ha gustado la primera persona, con la que se establece una comunicación muy inmediata, es como adquirir otra identidad, y es fácil de hacer y se produce una simbiosis con el personaje que te permite no ser tú.

Esta vez, de manera esforzada, Puértolas se dijo que quería establecer una distancia, "ver a los personajes desde fuera" y mientras escribía los once relatos se encontró encantada con la tercera persona: "Me daba una distancia que me permite no impregnarme tanto de sus sentimientos y darles los míos; y esto era lo que estaba buscando toda la vida", explicó.

El eje de todos los cuentos son las relaciones humanas, "es lo intrínseco a la sociedad y, de hecho, alguien aislado en una isla es visto como un salvaje", advirtió la autora.

Son relatos que tratan de encuentros, desencuentros, reencuentros; de chicos y chicas, de parejas que se separan, de traiciones, de mitos de adolescencia, de ideales de juventud; y hay hijas que veneran a sus madres, madres que desconfían de sus hijas o de sus yernos; y perros que se encaraman a las novias de sus dueños.

Puértolas siente que ha podido jugar con el tiempo, algo poco usual en el género y, de hecho, algunos relatos se le hicieron más largos que otros, en el sentido de que no quería abandonarlos como pasa con los tres relatos más largos, "Arquímedes", "Chicos y chicas" y "En tierra extraña", relatos que le costó terminarlos, porque quería continuarlos.

"El relato tiene menos tiempo que la novela, especialmente esos que suceden en pocos días o pocas horas, y en ellos los personajes no pueden evolucionar tanto, pero flota la sensación de que el paso del tiempo está ahí", añadió.

No piensa la autora de "Queda la noche" que necesariamente sea "Chicos y chicas" (Anagrama) su mejor libro de cuentos, pero sí puede ser considerado como símbolo de madurez la osadía de haber escrito esos once cuentos en tercera persona y que "tengan finales no conclusivos, que no quiere decir que tengan finales abiertos", algo que atribuye a "toda una manera de escribir y de estar en la literatura".

Después de publicar dos libros de relatos seguidos, a Puértolas le apetece ahora volver a la novela, y de hecho ya tiene una nueva entre manos.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...