El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Karen Martello, la voz que engaña e impresiona

Quien la escuche sin verla argumenta sin pensarlo dos veces que esa voz pertenece a un hombre. Pero no, es Karen Martello, una marabina que impresiona a todo quien tenga la oportunidad de disfrutar su música. Lo extraordinario de su voz es que se califica como “contralto pura”, es decir, la voz femenina más grave de todo el registro musical, una tonalidad que solo se encuentra en el 2% de la población. De hecho, por cariño la llamaban “tenorina”, porque se asemeja a la de un tenor.

Karen Martello es un conjunto de pop, rock, boleros y rancheras. Viene de promocionar sencillos de su autoría como No te voy a perdonar, Bésame así y Soy más fuerte que tú y ahora presenta Dueño de nada, versión balada pop del éxito de José Luis Rodríguez en los años 70. Este tema es el abreboca de lo que será su próximo proyecto.

Con su voz, Martello iniciará en octubre Indeleble Tour, una gira por Venezuela para rememorar la música hispanoamericana de otrora: Nino Bravo, Camilo Sesto, José Luis Perales son solo algunos de los artistas que la venezolana homenajeará con su ingenio musical. “Me gusta este tipo de música desde pequeña, pero surgió la idea de hacer una gira a partir de grabar Dueño de nada. La grabé para colaborar con un disco de cantantes venezolanos. Queremos cantar canciones que tengan una verdadera letra y un significado, y por eso quisimos llevar con una gira estas canciones a los venezolanos”, cuenta la artista.

Era extraordinaria. Incluso ella misma confiesa haber pensado que su tonalidad era “fea” o que sufría de alguna enfermedad que le distorsionaba la voz para que sonara como la de un hombre. Sin embargo, la artista decidió aventurarse a participar en el Primer Festival de la Voz Panamericana realizado en el Centro de Artes de Maracaibo Lía Bermúdez cuando tenía 17 años. Ella lo recuerda como si fuera ayer.

—Decidí cantar Canta Arpa de Alfredo Sadel, el “tenor favorito de Venezuela” en el mismo tono que él. Allí estaba yo, en un escenario con arpa  cuatro y maraca detrás— relata Martello. Ella afirma haber escuchado claramente cómo todo el público dejó de respirar al escuchar provenir una voz tan masculina de una muchacha de 17 años. —Por un momento me arrepentí de haberme inscrito, pero seguí cantando. Al final, la gente aplaudió cuando ni siquiera estaba permitido hacerlo. Y gané. Allí comenzó todo—. Estudiaba Comunicación Social en la Universidad Rafael Belloso Chacín hasta que se dio cuenta que lo suyo era la música, así que se mudó a la Universidad Católica Cecilio Acosta, donde obtuvo su licenciatura en dicho arte.

Cantante y mamá

Actualmente, Martello reside en Panamá con su esposa Brenda Rovero, con quien contrajo nupcias en febrero de 2015, en Florida, Estados Unidos. Ambas esperan el nacimiento de gemelos, sus primeros hijos, para diciembre de este año. Martello, de 38 años, se define así misma como marabina a pesar de haber nacido en el estado Sucre.

datosversionfinal—Nací en Cumaná, pero soy maracucha— afirma con resolución la venezolana. Su acento y voseo al hablar claramente apoyan su afirmación. Sin embargo, Martello recuerda a su pueblo natal con cariño, pues allá, en esa ciudad del oriente venezolano, vivía su abuela, la folklorista Anita Riva, fundadora de una academia de danza en Cumaná, hacía música y organizaba bailes típicos de la región sucrense. Para Martello, ella fue una de sus grandes inspiraciones. Así lo evidencia uno de los tatuajes que la artista lleva en su antebrazo: el nombre “Anita” envuelto entre cayenas rojas. —Ella siempre llevaba una cayena en el cabello. De pequeños solíamos buscar las flores para ponérselas—, rememora la artista.

A Brenda, su esposa, la conoce desde hace muchísimos años. Es ella quien lleva en su vientre a los gemelos gracias a una fertilización in vitro practicada en el mes de abril de este año. Su boda fue una revolución para los venezolanos pues con ella Martello se convirtió en la primera artista venezolana en casarse en el estado de La Florida, luego de haber entrado en vigencia la Ley de aprobación del matrimonio gay el pasado 6 de enero del 2015.

La pareja ha sido muy abierta sobre su matrimonio y embarazo a través de sus redes sociales: —Cuando tienes la convicción de que lo que haces es lo mejor para ti y no tienes ningún tipo de tabú o prejuicios hacia a ti mismo, eres libre. Nosotras estamos felices, yo camino con mi esposa agarrada de la mano esté en los Estados Unidos o en el centro de Maracaibo—.

Sobre la concepción de los venezolanos en relación a la diversidad de género y la diversidad sexual, Martello opina, desde su perspectiva, que el país poco a poco ha cambiado de percepción sobre el tema. —Yo pienso que en Venezuela hay mucha aceptación, aunque todavía falta mucho por hacer. El día que publiqué en Instagram sobre el embarazo, de 3000 comentarios solo unos 20 fueron negativos, eso dice mucho—.

Por el momento, a Karen Martello le espera un 2016 de maternidad, conciertos, citas al médico y giras por Venezuela; pero ella confía en que logrará acoplar esas dos facetas.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...