El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Fiscalía a favor de liberar a la viuda de Gucci, condenada por su asesinato

La Fiscalía de Milán (norte) anunció hoy que no se opondrá a la suspensión de la libertad vigilada a Patrizia Reggiani, que ha cumplido 17 años de cárcel por ordenar el asesinato en 1995 de su exmarido, el modisto Maurizio Gucci.

Su abogado, Danilo Buongiorno, había solicitado al Tribunal de Vigilancia Penitenciaria de Milán revocar los tres años de libertad vigilada de Reggiani, una petición que hoy ha sido secundada por los fiscales.

El tribunal deberá pronunciarse al respecto en los próximos días pero la condenada aseguró a los medios sentirse “muy aliviada” por la posición de la Fiscalía.

La “viuda negra” fue condenada en 1997 a 29 años de prisión por haber ordenado a un sicario el asesinato de Maurizio Gucci, del que se había divorciado diez años antes y que fue tiroteado el 27 de marzo de 1995 frente al portal de su empresa en Milán.

Pese a que siempre ha defendido su inocencia, finalmente cumplió diecisiete años de condena en la penitenciaría milanesa de San Vittore, una pena reducida gracias a su buena conducta.

En 2013 la Justicia le concedió la libertad a cambio de ofrecer servicios sociales y fue entonces cuando comenzó a trabajar en una tienda de moda en el centro de Milán.

De personalidad excéntrica, durante sus años de reclusa realizó varios cursos y se dedicó a cuidar de sus plantas e incluso de un hurón y, tras su puesta en libertad, ha sido vista por la lujosa calle Montenapoleone de Milán con su papagayo siempre al hombro.

El Tribunal de Apelación de Milán ha reconocido además el derecho de Reggiani a recibir la pensión de un millón de euros al año (1,05 millones de dólares) que había acordado con su exmarido en 1993, dos años antes de que mandara asesinarle.

Además deberá recibir otros 24 millones (25,3 millones de dólares) atrasados, una cantidad que deberá ser abonada por las hijas y únicas herederas de Gucci, Allegra y Alessandra.

La Corte, presidida por el juez Mariano Del Prete, considera que “el comportamiento penal sancionado de Patrizia Reggiani no tiene relevancia sobre los acuerdos con Maurizio Gucci y es irrelevante”.

El asesinato de una de las figuras más importantes de la moda italiana provocó un gran revuelo por entonces y antes de su esclarecimiento los investigadores siguieron la pista de posibles ejecutores como la mafia.

Sin embargo, en 1997 una denuncia hizo que las sospechas apuntaran a la viuda, que finalmente fue condenada como instigadora de este polémico crimen.

En el proceso fue condenado a cadena perpetua el sicario Benedetto Ceraulo, a 29 años el conductor del vehículo desde el que el modista fue tiroteado, Orazio Cicala, y a 26 años al organizador de toda la operación, Ivano Savioni.

La vidente y amiga personal de Reggiani, Pina Auriemma, fue condenada a 19 años de prisión por haber influido en la orden de asesinato.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...