El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Dudamel guía el Super Bowl

A las 9:01 en punto de la noche las cámaras mostraron al maestro de la batuta agitando manos y brazos a unos cinco metros de la tarima donde ocurría el show más visto en la televisión mundial. Lucía concentrado mientras dirigía a 30 adolescentes que tocaban violines y chelos junto a Coldplay. Así el venezolano Gustavo Dudamel hizo historia en el Super Bowl 50.

Chris Martin, de la banda británica que protagonizó el espectáculo musical de la final del fútbol americano entre los Broncos de Denver y las Panteras de Carolina, ya había cantado segundos antes, a pie de campo, las líneas iniciales de su canción himno, Yellow. Centenares de fanáticos vestidos de negro corrían a su alrededor para aglutinarse en la tarima.

El líder de la agrupación corrió entonces a tarima mientras el popurrí brincaba a otro de sus grandes éxitos, Viva la Vida. Fue allí cuando Dudamel destacó entre el tropel de seguidores, parado sobre alguna tarima especialmente habilitada para él mientras hacía movimientos con su batuta.

Invitados de lujo

Martin, entonces, interpretaba Paradise sobre una tarima redonda cuyo piso era una gigantesca pantalla de alta definición. El multicolor era característico en la vestimenta de los músicos. La música de repente se detuvo para dar paso a los segundos invitados de la noche: Bruno Mars y Mark Robson. El artista, acompañado de su banda, cantó y bailó Uptown Funk con movimientos coordinados a la perfección.

“¡Para! Espera un minuto”, cantaron antes de detener abruptamente el show para darle paso a otra mega estrella: Beyonce. Desde el campo de juego, la artista interpretóFormation junto a una veintena de mujeres afrodescendientes, ataviadas como Mars y sus compinches: de cuero negro y prendas doradas.

Luego, tanto Mars como Beyonce escenificaron unos segundos de “guerra de coreografías” en tarima junto a sus bailarines, poco antes de que Martin se les uniera. El vocalista principal se sentó en el piano para interpretarFix You, un hit de corte lento, mientras un video honraba y recordaba a los artistas participantes de shows de los Super Bowl anteriores, como Stevie Wonder, Michael Jackson, Whitney Houston y U2.

Martin y sus artistas invitados, entre ellos Dudamel –ya de vuelta al centro de la tarima-, se fundieron en un abrazo mientras coreaban una y otra vez: “lo vamos a lograr ahora, de alguna manera”.

En las tribunas resaltaba un gigantesco y colorido mosaico: “Believe in love, cree en el amor”. Fue un espectáculo donde predominó más la música y las coreografías que la extravagancia de espectáculos anteriores.

Dudamel pareció disfrutarlo. Justo detrás del trío más esperado de la noche, abrazaba a sus muchachos, sonreía y aplaudía al final, ya sin su batuta. Por 12 minutos, fue su noche y la de todos los venezolanos… aunque las cámaras de la transmisión lo mostraran en vivo por solo unos pocos segundos.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...