El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Condenada una banda de ladrones infiltrada en una casa de subastas parisina

La Justicia francesa condenó hoy a 38 personas que robaban a la prestigiosa casa de subastas parisina Drouot, para la que trabajaban en el transporte y entrega de las obras de arte que eran puestas a la venta.

La sentencia incluyó penas de hasta tres años de cárcel, la mitad exentos de cumplimiento, y 60.000 euros de multa.

Apodados como “cols rouges”, por el cuello rojo de su uniforme, o “savoyards”, porque la mayoría procedía de la región de Saboya, los 49 acusados que se sentaron en el banquillo estaban perseguidos por robo de obras de arte y asociación de malhechores.

Solo una decena de ellos, según detallaron hoy los medios franceses, se libraron de una condena.

El caso comenzó a ser destapado en 2009, cuando, tras una denuncia anónima, investigadores de la Oficina Central de Lucha contra el Tráfico de Bienes Culturales (OCBC) encontraron en casa de uno de ellos un cuadro de Gustave Courbet desaparecido cinco años antes en una herencia.

Sus pesquisas dieron con un sistema elaborado de arreglos “entre amigos”, en cuyo núcleo estaban esos trabajadores que tenían el monopolio del transporte y la entrega de esas obras.

Algunas de ellas, en su mayor parte no catalogadas, desaparecían en esos viajes, pero aparecían meses después en venta en esa casa de subastas gracias a la complicidad de algunos peritos, que también fueron llevados a juicio.

El proceso en el Tribunal Correccional de París por este escándalo, que acabó en su día con el monopolio del que gozaba su compañía en Drouot desde 1852, comenzó el pasado 14 de marzo y quedó visto para sentencia el 4 de abril.

Algunos de sus protagonistas no perdieron su aplomo durante el juicio y alegaron que su prácticas eran aceptadas: “No nos escondíamos. ¡Revendíamos en Drouot! Un ladrón no hace eso”, dijo uno de los procesados en el juicio.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...