El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Carmen y La Flauta Mágica marcan el Baile de la Ópera de Viena

La "Carmen" de Bizet, en la voz del tenor alemán Jonas Kaufmann, y el mundo fantástico de "La Flauta Mágica", serán dos de los elementos esenciales en el famoso Baile de la Ópera de Viena, que el 23 de febrero celebra su edición número 61, anunciaron hoy los organizadores del evento.

La obertura de la ópera de Bizet será interpretada por la Orquesta Filarmónica de Viena dirigida por el maestro ruso Semyon Bychkov.

Luego, Kaufmann, una de las nuevas voces con más proyección internacional, cantará de la misma obra la pieza "La fleur que tu m'avais jetée".

"Esta es una casa para las estrellas, pero también para jóvenes talentos", afirmó en rueda de prensa el director de la Ópera de Viena, Dominique Meyer.

El año pasado fue el tenor Plácido Domingo quien cantó el tema principal de la inauguración del baile, y en 2015 la tarea recayó en el también barítono español Carlos Álvarez.

La nueva organizadora del baile, Maria Großbauer, explicó que para esta edición han diseñado un evento en el que el mundo de la ópera está muy presente.

Los guiños son numerosos. En uno de los numerosos bares se servirá un cóctel creado para la ocasión llamado "Liebestrank" (La pócima de amor, en alemán), en homenaje a la ópera de Donizetti "L'elisir d'amore".

Una de las salas más elegantes, la Marmorsaal, estará decorada con escenas y personajes sacados de "La Flauta Mágica" de Mozart, y motivos de óperas como "Don Giovanni", "Las bodas de Fígaro" o "Così fan tutte" protagonizan otros de los bares.

Además, en el sótano que habitualmente sirve de guardarropa para los filarmónicos, se montará una zona de comidas que recrea el bosque que aparece en la ópera "El cazador furtivo", de Carl Maria von Weber.

Las 144 parejas de jóvenes que abrirán el baile (los llamados debutantes) lo harán al son del vals "El Danubio azul", de Johann Strauss.

Más de 5.000 personas danzarán en la pista de baile en que se convierte el patio de butacas de la Ópera de Viena y en los numerosos escenarios secundarios que se habilitan.

Aunque el vals y la polka son los grandes protagonistas, habrá orquestas de jazz, música de ópera, folk y hasta una pista con música disco.

Acudir a esta glamurosa fiesta, uno de los momentos cumbre de la temporada de bailes en Austria y cuyas entradas ya se han agotado, sale por un mínimo de 290 euros (310 dólares).

Reservar una plaza en una mesa sale por otros 200 euros (213 dólares) y si se quiere disfrutar de un palco entero, la cifra alcanza los 11.500 euros (12.300 dólares).

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...