El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Alberto Barradas: “Las redes sociales necesitan un psicólogo sin miedo de motivar”

Él se ha convertido en todo un gurú de la psicología. Alberto Barradas es la mente maestra que hizo de la cuenta @psicovivir el diván más cómodo para sus miles de seguidores, quienes rápidamente se identificaron con su típico humor negro y el sarcasmo con el que drenó el amargo sabor de la infidelidad.

Su transformación con respecto a la percepción de la vida ha sido notoria. Con los años dejó a un lado el sarcasmo. Ahora es frontal, más reflexivo y se con esa un hombre libre como el viento. Él tiene la osadía de mostrarse sin máscaras, dejar a un lado la ortodoxia propia de su rama y tocar la fibra humana con profundos aspectos de su personalidad que la mayoría preferiría ocultar.

El psicólogo clínico, residenciado en Valencia, llegó a pesar 200 kilos antes de ser sometido a un Bypass gástrico. Tras su experiencia de obesidad, ayuda a los pacientes en su lucha con este flagelo.

En líneas generales, se describe como un “psicólogo con mención clínica que dejó la pipa, la barba, el diván y se montó en una moto, se tatuó y ahora recorre constantemente el mundo llevando un mensaje de libertad, autoconocimiento, crecimiento personal y sanidad integral”.

Su próxima parada será este 26 de mayo en el Aula Magna de la Universidad Rafael Urdaneta (URU), donde compartirá con los zulianos su más reciente conferencia: Triunfar.

—¿Qué lo motivó a llevar su diván a las redes sociales?
—Yo cometí una infidelidad y mi esposa me botó. Fue así que decidí drenar mi infelicidad y mi rabia a través de las redes sociales. Una vez que hice eso, me di cuenta de que la gente empezó a identificarse conmigo. En consecuencia, me di cuenta de que las redes sociales necesitaban un psicólogo sin miedo de motivar. Empecé a utilizarlas para aplicar la misma psicología pero en forma diferente.

—¿Es posible triunfar en tiempos de crisis?
—Sin ninguna duda, es así. No es porque yo lo diga. Hay eventos históricos que han demostrado que por más difíciles que puedan ser las situaciones, si se tiene una psicología especial se pueden soportar y tener éxito. Esa psicología especial yo decidí llamarla: La psicología de los que nunca se rinden.

—¿Cuál es el secreto para hacerlo posible?
—Son varios. En la conferencia doy a conocer muchas herramientas psicológicas para poder triunfar sobre las dificultades. Sin embargo, desde un punto de vista preliminar, puedo decir que una actitud proactiva, donde no nos quejamos ni sufrimos. Se trata de utilizar todos nuestros recursos emocionales y psicológicos para tratar de salir de las dificultades. Ese es el primer paso.

—¿Cuáles son los aspectos que pretende influenciar con su conferencia?
—En principio, quiero demostrar que la psicología es un elemento práctico. No solamente teoría, ni explicaciones diagnósticas. En segundo lugar, demostrar que cuando hablamos de psicología necesitamos cosas que se puedan probar, medir y hacer. No se trata de elementos místicos o religiosos, aunque yo no los niego. En tercer lugar, Triunfar es una conferencia que va dirigida a enseñar y educar.

—¿Cuáles son las características de una persona exitosa?
—No se queja. A eso se suma que sabe identificar las oportunidades que se presentar en las crisis, en lugar de estar pensando sobre la crisis misma. La persona exitosa no se queda en el mismo sitio. Una vez que empieza a ver cómo las cosas empiezan a derrumbarse, busca la manera de salir de ellas haciendo cosas diferentes. El exitoso no repite cosas, siempre busca hacer cosas diferentes para poder salir de la situación en la que vive.

—¿Cómo influyen las emociones en el desarrollo personal y profesional?
—Eso es lo único que influye. Los aspectos emocionales son fundamentales y estructurales para que una persona tenga éxito o fracaso. Si no tiene un buen manejo emocional, el fracaso es prácticamente obligatorio.

—¿Considera que el sarcasmo y el humor negro le permitieron crear empatía con sus seguidores?
—En principio sí, pero ya no. La mejor manera de iniciarme en las redes sociales tuvo mucho que ver con el sarcasmo y el humor negro. Imagino que tiene que ver porque el país está bravo, e identificarse con un individuo que también lo estaba, era muy fácil.

Hoy en día ese recurso no me sirve. La gente ahora busca en mí una persona que orienta. Mi estilo ahora es frontal, muy directo y sin mucho adorno.

—¿Cómo se puede fomentar la resiliencia?
—Es básicamente lo que intento llevar a mi conferencia. Muestro herramientas específicas que tienen que ver directamente con ella. Es simplemente afrontar la realidad en la que vivimos. Las palabras claves son: afrontar y tratar de superar.

—Usted se preocupa mucho por la ortografía y el nivel cultural de sus seguidores…
—Estoy convencido de que el 50 % de los males del país en la actualidad nacen por un problema cultural. El venezolano tiene un problema cultural importante. Eso es derivado de las malas políticas educativas durante tantos años. En consecuencia, yo me he dedicado a ayudar a la sociedad y a crear en ellos el amor por la lectura y la cultura. Son evidentes las cosas horribles que vemos en las redes sociales producto de la mala ortografía, la falta de compresión lectora y el manejo del lenguaje. Es una cosa espantosa lo que estamos viviendo.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...