El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Paremos la guerra

Es lamentable lo sucedido en el Medio Oriente. Una guerra que pareciera nunca terminar. Una batalla extendida que no tuviera fin.

Hoy, las luchas y diferencias van más allá de dos paises, como el caso de Palestina e Israel. Este conflicto pudiera extenderse a otras naciones y ese detonante a nadie le conviene.

Es la cultura de la muerte la que está presente y nadie está exento de ser “tocado”. Hay que frenar esa guerra. Basta ya de que hablen las balas; es la hora que en la política de la diplomacia se active la cultura del amor.

Duele la muerte de un palestino tal como el de un Israelita.

Ese dinero que tanto se invierte en la destrucción del hombre, producto de las inversiones en la industria bélica militar, debería direccionarse en las investigaciones científicas - médicas para producir fármacos contra enfermedades que aún necesitan respuesta, así como producción masiva para facilitar el acceso a toda la población mundial sin distingo de clase social y cultural. Esto es sembrar la cultura del amor.

En la guerra no hay ganadores ni derrotados; todos pierden. Todos perdemos.

No puede haber un aplauso al vencedor porque estamos simpatizando por él. Paremos las guerras. Venezuela vive la suya. Es la hora de la alta política de conciliación en el mundo e igualmente en Venezuela para frenar esta guerra donde se muere nuestra gente, no por las balas o misiles como ocurre en la franja de Gaza sino por el hambre, por la falta de medicinas, por la vida indigna que hoy se vive en el país. A esta guerra también hay que frenarla.

Carlos Alaimo

Presidente - Editor

Versión Final

16-5-2021

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...