El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Vecinos de Los Cortijos: “Somos el pueblo olvidado del gobernador y del alcalde”

Los habitantes de la comunidad sanfranciscana manifiestan estar azotados por los cortes eléctricos que no paran desde el 7 de marzo, cuando ocurrió el megaapagon nacional. Reclaman por la falta de agua, aseo urbano y la delincuencia que habitan bajo un olor “putrefacto” que se percibe en todo el lugar

Cae la noche, el sector Los Cortijos se torna más oscuro. Las penurias se apoderan de la mente de sus habitantes. La carencia de electricidad, agua y ornato público. Así como los olores nauseabundos y la delincuencia son algunos de las inquietudes que en un amanecer sin electricidad no salen de la cabeza de quienes habitan y aseguran sentirse “olvidados” por los tres niveles de Gobierno.

Un centenar de vecinos se concentraron en la cancha ubicada en la comunidad Roberto Trujillo I para recibir el equipo reporteril de Versión Final a quienes expresaron sus denuncias y acompañaron en un recorrido por la zona.

Calamidades eléctricas

Tenemos la problemática de la luz desde el siete de marzo, cuando ocurrió el primer apagón. Somos como el pueblo olvidado del gobernador y del alcalde. No disfrutamos noches completas con electricidad, tenemos la interrupción en el día y después en la noche. Hay veces que son las tres de la mañana y nada que llega el servicio eléctrico. Hay sectores a los que les ha mejorado la distribución de la energía, pero menos a nosotros”, aseguró Gisela Rincón, residente de la parroquia.

Pese a que la comunidad se organizó y salió a protestar por sus necesidades, aseguran que fueron reprimidos. No han recibido repuesta a la petición de un reajuste de horarios para el despacho de servicio eléctrico. “El señor Gobernador dice que Los Cortijos no alimenta nada y por tanto no le hace falta el sistema eléctrico en la noche”, agregó Rincón.

Los cortijeros dicen sentirse agobiados y cansados de “tantas decadencias y calamidades” que viven, un sentimiento que los hace pensar que son las “cucarachas” de las autoridades locales, según dijo Nasaria Piña, vecina de la comunidad.

Piña explicó que no solo los afectan los racionamientos eléctricos, a esto se suma el daño de transformadores en algunas de las comunidades que agrupa esta parroquia del municipio San Francisco.

Tal es el caso de la calle ubicaba cerca del kilometro 12, vía a Perijá, que desde abril no cuentan con el generador debido a que la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) tampoco tiene el aparato. La empresa de servicio eléctrico pidió a los pobladores la cantidad de 2.000 dólares para que el equipo fuera sustituido, según informó Aiamra Moran, quien se ha encargado de llevar el caso ante los distintos entes.

El trasformador se daña el veintinueve de abril. Corpoelec vino el treinta y nos dijo  que ellos no tenían trasformadores. Pero que conocían a alguien que los vendía y costaban dos mil dólares. Nosotros no lo pudimos pagar y nos empezamos mover. Fuimos a Corpoelec y nos atendió el señor Néstor Morales. El nos dijo que nos habían asignado un trasformador, pero que la salida debía ser firmada por Joner Medina, quien trabaja en la Alcaldía de San Francisco. También nos dijo que nos comunicáramos con el concejal Ramón Isea, pero ninguno de estos funcionarios prestó atención”, relató Moran.

Según contó la mujer, en representación de las ocho familias afectadas, también lograron hablar con Dirwings Arrieta, alcalde del municipio, quien le encomendó a Isea el caso. La mujer aseguró que le habían asignado el generador pero que “Medina lo desvió a otro lugar”.

Este tema se repite en la comunidad Roberto Trujillo I donde desde el pasado sábado no poseen el aparato eléctrico y hay unas cuatro familias afectadas según denunciaron Nohemy Atencio y Sonia Moran.

“Agua de 20 minutos”

Pese a que la parroquia sanfranciscana tiene muchos años de fundada aún no tiene las conexiones para el agua potable que brinde repuesta a la demanda de sus habitantes. Estos aseguran que dentro de su hacer diario esta comprar agua potable que le puede generar un gasto de B.s. 15 mil por pipa, hasta los 700 mil bolívares por tanque,  o dirigirse a los pozos más cercanos a extraer el recurso hídrico.

Cuando hay agua esta solo sirve para lavar pisos y regar matas, más nada. Hay sectores que no les llega ni una gota agua. No tenemos el servicio desde el gobierno de Saady Bijani y Manuel Rosales. Acá, el actual gobernador no ha hecho nada”, añadió Gisela Rincón, quien explicó que en algunas oportunidades le envía agua por unos 20 minutos, ‘pero no nos da tiempo de llenar lo necesario para el aseo’.

Kilómetros de putrefacción

Al llegar a esta parroquia zuliana, que abarca aproximadamente desde el El Caujaro hasta el kilometro 18, se percibe inmediatamente un mezcla de olores putrefactos. La contaminación ambiental esta a simple vista.

Al adentrarse al lugar y llegar la catalogado “caserio” los desechos empiezan a combinarse con las viviendas. Junto a esto el aroma empieza a ser más fuerte y la calle parece desaparecer. Se ha llegado al vertedero de Los Cortijos un lugar que nace desde el kilometro 15 hasta el 16 de la vía a Perijá y que anteriormente solo ocupaba un pequeños espacio llamado “Sabana Perdida”.

La gente vive entre un olor nauseabundo y en un basurero de golpe y cuida. Por esta gran foto de contaminación empiezan las enfermedades crónicas. Tenemos años sin ver un maquina, mejor dicho no sabemos si existen. Las autoridades solo nos visitan cuando necesitan de nuestro voto”, reclamó María Vásquez, quien reside desde hace 33 años en la cercanía del sitio.

Vásquez explicó que el vertedero a cielo abierto empezó a crearse desde hace un año y que pasó de ser un lugar donde la comunidad botaba su basura al “espacio donde el Zulia lleva sus desechos”. Algo que según la mujer beneficia a Antonio Cubillan y allegados quienes “cobran por cada camión que va a depositar allí lo recogido”.

A este olor se adhiere el concentrado que surge de la chimenea de una empresa de alimentos agrarios ubicada al lado de un colegio de la parroquia.

La compañía bota una humareda que para el pelo de la pudrición. Mi hija es asmática y tienes problemas de plaqueta. Ya no aguanta más, vive ahogándose. Nos están matando y  la empresa no nos escucha”, atestiguó Elisabeth Prieto.

Benita Atencio, quien vive desde hace 25 años en Los Cortijos, aseveró que desde la  compañía se han proliferado “unos gorgojitos”, mariquitas negras, que afectan la casa educativa, las viviendas cercanas e incluso a quienes acuden a las actividades que ofrece la iglesia y quienes deben sacudirse en la misa a los animales.

Pocos controles de salud

Las epidemias y enfermedades también se apoderan del lugar, según denuncia los residentes. “Tenemos ratas, alacranes, tuqueques, sapos, zancudos y decenas de perros afectados con sarna”, refirió Nasaria Piña, quien también destacó que el dengue, zika, diarreas,  escabiosis, alergias, y un sinfín de enfermedades afectan a los vecinos de la popular comunidad.

La atención de emergencias y controles de salud están ausentes debido a que los cuatro recintos médicos que tiene este asentamiento no cuentan con los  insumos necesarios para atender a la población que allí habita.

Ayer le dio un ACV a un primo y lo llevamos al CDI de El Caujaro y no había ni una pastillita. Quienes estaban eran los cooperantes y lo remitieron al hospital General del Sur. Mientras estuvo en el CDI se agravó, porque no le dieron ni primeros auxilios”, agregó Atencio.

La delincuencia reina en el lugar

Hace como veinte días le vaciaron la casa a una vecina. Llamamos a la policía y ellos nos dijeron que no se meten para acá. Es una situación que vivimos a diario. Estamos en el total olvido”, recalcó Piña.

Los cortijeros aseguraron la “carencia total de vigilancia policial” lo que incluye un modulo de la Policía Municipal de San Francisco (Polisur) deshabilitado y en parte desvalijado. “La delincuencia es como una fiesta. Todas las noches disparos por aquí y por allá”, dijo Atencio.

Señores gobernantes, recuerden que nosotros no somos cucarachas nosotros somos seres humanos al igual que ustedes. Sentimos, comemos y padecemos tanta problemática. Queremos solución”, puntualizó Piña.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...