El diario plural del Zulia

Zulia FC vence en penales al Táchira y es campeón del Clausura 2016

Estirpe de campeón. Zulia FC, en un semestre, logró consagrar los sueños de un humilde equipo que empezó su andar en Tercera División en 2005 y en dos meses escribió sus páginas de oro más importantes hasta ahora. Los petroleros se hicieron con el Torneo Clausura y firmaron el doblete que empezaron a gestar con la Copa Venezuela.

Por la vía de los penales tras caer 2-0 en el tiempo reglamentario para igualar a dos en el marcador global, los regionales soportaron la presión del Deportivo Táchira y de San Cristó-bal, quienes fueron testigos del primer campeonato en la historia de la institución.

Guagua (Edixson González) nos dijo ‘ustedes metan los goles que yo me encargo’. Este equipo tiene un temple increíble, nos levantamos en un campo difícil. Es un grupo que se la cree”, señaló el capitán del Zulia FC, Giovanny Romero en medio de la celebración.

Una apasionante resolución por los penales fue colofón de un semestre histórico para el “Buque Petrolero”.

El portero de los negriazules, Edixson González, se consagró como una ataja penales al detenerle el lanzamiento a Francisco Flores para servirle el campeonato a los pies de Junior Moreno, quien no pudo poner punto final, al enviarla por fuera.

Comenzaría la muerte súbita y en el último cobro, Carlos Lujano, también disparó ancho a su izquierda, para sentenciar el triunfo zuliano y desatar la algarabía en el banco visitante, que terminó unido en el medio de la cancha dándole gracias a Dios por los logros obtenidos.

“Este es de los pocos momentos en los que los porteros podemos lucirnos. Nos criticaron por empatar mucho en algún momento, pero siempre confiamos en nuestro potencial”, dijo González.

Jesús “Patoncito” González, Henry Plazas, Jefferson Savarino, Carlos Moreno, Giovanny Romero y Josmar Zambrano, anotaron en la fatídica tanda para que el Zulia lograra lo impensado a comienzos de año: doblete, cupo directo a la Copa Libertadores y la búsqueda de la estrella absoluta, que inicia el próximo domingo frente al Zamora, campeón del Apertura, en Barinas.

“No hemos tenido tiempo para celebrar aún. Nos enfocamos en viajar mañana (hoy) a Barinas y buscar la estrella”, manifestó el entrenador César “Champion” Marcano, quien ha sabido hacer honor a su seudónimo.

Desafío complejo

El pronóstico de sufrimiento se cumplió. Pueblo Nuevo fue el hervidero que se esperaba para el cuadro petrolero, solo en el homenaje del minuto de silencio por el Chapecoense hubo una pausa a los gritos.

Los locales actuaron tal como les obligaba el resultado: salir por todas a empezar su remontada. En los primeros minutos, adelantaron sus líneas al máximo y los de César Marcano tuvieron que defender cerca de su arco.

Los negriazules no pudieron superar la prueba del tramo inicial del encuentro. Apenas en la fracción 11, los aurinegros dieron el primer golpe sobre la mesa. En un tiro libre servido desde su banda izquierda, el cancerbero del Zulia FC salió a medias y el central Yuber Mosquera empujarla con la cabeza.

Le faltó capacidad de reacción al Zulia FC. La chispa y la explosividad que los ha acompañado en este semestre se extraviaron en el peor de los momentos.

Táchira se envalentonó, manejando el tránsito en el medio del campo. Un disparo de Carlos Cermeño de afuera del área que despejó González de gran manera y una entrada que pudo ser penalti por parte de Henry Palomino sobre Jorge “Zurdo” Rojas pudieron significar una mayor ventaja para los de casa en 20 minutos.

Un error inexplicable complicó todo aún mucho más. A cinco del final del primer tiempo en un centro por la izquierda, el lateral Sandro Notaroberto despejó de la peor manera con la cabeza, hacia el centro, donde estaba el juvenil Jan Hurtado para mandarla a guardar.

El panorama no era alentador. El resultado de la ida ya era cosa del pasado y había partido nuevo con un marcador que forzaba los penales.

Para el complemento, Zulia volvió a su chip original, al que tantos frutos le ha rendido y lo llevó hasta la búsqueda del doblete.

Jefferson Savarino tomaba el protagonismo necesario y fue el motor de siempre. el mediocampista fue el protagonista de las opciones más clara del equipo zuliano, al punto de estrellar un balón en el palo luego de un tiro libre.

La suerte de los tiros penales terminó dándole al Zulia FC el premio de haber batallado frente a un digno rival para alcanzar la gloria en el llamado “Templo del fútbol venezolano”.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...