El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Yangel pone el gol de la victoria para el Granada [+Vídeo]

El venezolano sumó su quinto tanto de la 2020/21, segundo por Liga, y coloca al equipo Nazarí como líder momentáneo con un partido menos y a la espera de que por la tarde juegue el Madrid.

El Granada sigue demostrando que su temporada pasada no fue un año de suerte. Con un equipo muy sólido y las ideas claras, los nazaríes se llevaron los tres puntos del nuevo Los Cármenes ante uno de los gallitos de la competición, un Sevilla de récord. Los hispalenses llegaban tras 18 partidos seguidos sin perder, pero el gol de cabeza de Yangel Herrera le dio los tres puntos al Granada en un partido marcado por la expulsión de Jordán que en un minuto vio dos amarillas merecidas, pero innecesarias. El Granada llega a su duelo europeo contra el PSV pleno de confianza, el Sevilla visitará Londres ante el Chelsea tras un primera derrota del curso…

Granada y Sevilla salieron con cambios en sus onces y Europa en el horizonte. Foulquier, Kenedy y Milla salieron de inicio en los nazaríes con la gran novedad de Carlos Fernández, exjugador del Granada, en las filas del Sevilla, Escudero, Sergi Gómez y Munir en los hispalenses. Y el partido empezó con ritmo y ocasiones. La tuvo Suso en una gran internada de Escudero que el ínterin remató mal, también los nazaríes en dos jugadas a balón parado, pero ni Milla en el rechace ni la buena dejada de Gonalons acabaron en gol.

La mejor llegó antes del cuarto de hora, un gran centro del incombustible Jesús Navas lo remató sólo Jordán, pero mandó el balón fuera. Ambos equipos buscaban una presión alta y no dejar a su rival llegar con facilidad, pero era el Sevilla el que tenía más posesión. Antes del cuarto de hora, Escudero, dando un pase, se hizo daño en la cadera y tuvo que entrar Acuña. Un cambio que no cambiaba nada en el equipo de Lopetegui.

La primera intervención de Rui Silva fue a tiro de un activo y trabajador Munir desde fuera del área. El marroquí era el que más problemas estaba dando al equipo nazarí, mientras el Granada tenía en Kenedy a su puñal. Y, en la recta final de la primera parte, el partido cambió. Primero con la lesión de Duarte, que en una caída se le fue el hombro, y tuvo que salir Vallejo. Pero quedaba más. En el descuento, Jordán vio la primera amarilla por un pisotón a Soldado en una salida rápida del Granada. Un minuto después, el gerundense soltó una patada a Montoro en una contra del Sevilla y vio la segunda tarjeta dejando a su equipo con uno menos. Una insentatez del centrocampista que, a la postre, fue determinante.

El dominio del Granada

Lopetegui no se arrugó. Sacó a De Jong y Ocampos por Suso y Carlos Fernández dejando dos líneas del cuatro y al holandés como referencia. Pero dio el balón a un Granada que sabía que era su oportunidad de sumar tres puntos ante uno de los gallitos de la competición. Lo intentó Montoro en un tiro lejano que sacó Bono a córner y, en el saque de esquina, Puertas remató totalmente sólo y Fernando sacó el balón bajo palos. Un minuto más tarde, en una contra Kenedy evitó un pase claro con la mano (que no fue sancionada) y Munir, aunque en fuera de juego, mandó el balón al palo. El partido estaba loco y Ocampos se jugó la amarilla en una entrada innecesaria a Milla. Diego Martínez sacó a los venezolanos, Machís y Yangel Herrera, para agitar el partido, Lopetegui metió a En Nesyri por un muy cansado Munir que había sido el mejor de su equipo.

El Granada era el que tenía las ocasiones, el Sevilla seguía buscando la velocidad para llevarse la victoria. La tuvo Puertas, en un gran centro de Machís que el almeriense remató, pero se encontró con un Bono que salió muy rápido para sacar el pie y evitar el primero nazarí. El Granada seguía insistiendo y llegando, cambió el dibujo Diego para sacar a Vico de enganche y Luis Suárez como referencia. El Sevilla no renunciaba a ganar, pero no podía más que defenderse con un hombre menos y con el cansancio acumulado. Y, en el 81′, Foulquier puso un gran centro y apareció de segunda línea Yangel para abrir el marcador con un gran remate de cabeza. Quedaba poco, y el Sevilla no se dio por muerto. Se fue a por el gol, aunque no encontró como hacer daño a un Granada ordenado y con mucho oficio que, a la contra, pudo sentenciar. Tres puntos de oro para el Granada que suma diez de los quince posibles, el Sevilla pierde su vitola de invicto, tal y como publicó AS.com.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...