El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Dressel y McKeon arrancan intratables en el esprint corto

McKeon logró un nuevo récord olímpico, el segundo de la jornada para la oceánica, que ya adornó por la mañana el oro que logró en la final de los 100 libres. Igualmente contundente se mostró el estadounidense que como la australiana, afronto las series de los 50 libre horas después de firmar un récord olímpico, en el caso del de Florida el de los 100 mariposa.

El estadounidense Caeleb Dressel y la australiana Emma McKeon volvieron a demostrar que nadie es capaz de nadar más rápido que ellos en estos Juegos de Tokio, tras firmar este viernes el mejor tiempo en las preliminares de los 50 libre.

Una primera posición que en el caso de la australiana McKeon llegó acompañada de un nuevo récord olímpico, el segundo de la jornada para la oceánica, que ya adornó por la mañana el oro que logró en la final de los 100 libre con una nueva plusmarca olímpica.

Y es que McKeon, que ya contribuyó decisivamente al triunfo del cuarteto australiano en la final del 4×100 libre, no está dispuesta a que nada, ni nadie, cuestione su condición como «reina» indiscutible de la velocidad en la capital japonesa, tal y como volvió a dejar claro en la sesión vespertina en las series de los 50 libre, en las la oceánica logró el mejor tiempo de todas las participantes con un tiempo de 24.02 segundos.

Este registro que permitió a McKeon rebajar en 3 centésimas la anterior plusmarca olímpica en posesión de la neerlandesa Ranomi Kromowidjojo con un tiempo de 24.05 desde los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Aunque lo más importante fueron las 10 centésimas en las que la australiana aventajó a la danesa Pernille Blume, la vigente campeona olímpica, que logró la segunda mejor marca de la preliminares con un crono de 24.12 segundos, o las 13 en las que distanció a su compatriota Cate Campbell, la tercera mejor de las series.

Dressel golpea primero en los 50 libre

Igualmente contundente se mostró el estadounidense Caeleb Dressel, que como la australiana McKeon, afronto las series de los 50 libre horas después de firmar un récord olímpico, en el caso del de Florida el de los 100 mariposa.

El esfuerzo no impidió a Dressel, que ya suma dos de las seis medallas de oro a las que aspira en los Juegos de Tokio, ser el más rápido de todos los participantes en el esprint corto con un tiempo de 21.32 segundos.

Este registro permitió al nadador norteamericano, que se quedó a 2 centésimas del récord olímpico -21.30- del brasileño Cesar Cielo vigente desde Pekín 2008, aventajar en 33 centésimas al francés Florent Manaudou, oro en los Juegos de Londres 2012 y plata en los de Río 2016, que firmó un crono de 21.65 segundos.

Algo más lejos dejó Caeleb Dressel a los dos nadadores que compartieron la plata tras el estadounidense en los pasados Mundiales de Gwangju, el griego Kristian Gkolomeev, tercero con una marca de 21.66, y el brasileño Bruno Fratus, cuarto con un crono de 21.67 segundos.

Finke quiere el doblete en las pruebas de fondo

El estadounidense Robert Finke se convirtió el jueves en el primer campeón olímpico de la historia de los 800 libre, que se estrenaron en el programa masculino en estos Juegos de Tokio, y dejó claro que quiere el doblete en las pruebas de fondo, tras acceder a la final de los 1.500 con el segundo mejor tiempo de todos los participantes.

Un objetivo en el que tratará de hacer fracasar al norteamericano el ucraniano Mykhailo Romanchuz, que logró el mejor registro de las preliminares con un crono de 14:45.99, algo más de un segundo menos -1.21- que la marca firmada por Finke.

Pero la final de los 1.500, como ya ocurrió en la de los 800, será un duelo a cuatro en el que tendrán mucho que decir el alemán Florian Wellbrock, que logró el tercer mejor tiempo -14:48.53- y el italiano Gregoria Paltrinieri, el campeón hace cinco años en Río, que accedió a la final con el cuarto mejor registro -14:49.17.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...