El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

En Santa Rita siguen sin cobrar

Las secuelas del cierre del Hipódromo de Santa Rita aún se hacen sentir hasta casi siete meses después de que la guerra de mafias que rodearon el óvalo obligara a que ni una carrera más se disputará ahí.

No fue su ciente la muerte de cerca de 200 ejemplares por hambre y desidia sino que quienes entregaron todo su trabajo al recinto, hoy, no puedan verle frutos. Los empleados directos del hipódromo son 252 entre caballerizos y capataces que ya suman ocho meses sin cobrar ni sueldo regular ni cestatiques.

Así lo explico Juan Carlos Romero, secretario general del Sindicato de Trabajadores Hípicos Profesionales del Zulia (Sintraprohizul), cuyos afiliados exigen el pago de las deudas por parte de la Asociación Única de Propietarios Hípicos del Zulia (Asuprozulia), que es el ente que responde al estado por parte del Instituto Nacional de Hipódromos (INH).

El cierre en marzo de Santa Rita hizo que una junta liquidadora se encargara de manejar administrativamente al escenario. “Nos dijeron que encontraron las cuentas en cero, que el hipódromo está quebrado. Pero la jugada semanal era de más de 100 millones de bolívares semanales y de eso le queda el 35 % al hipódromo, no se puede estar quebrado como para no cumplirnos”, señaló Romero. 

“De ese pote de premios se debía dar un porcentaje para los pagos y hasta a los propietarios les adeudan cinco meses de su parte y mientras no haya carreras esto solo puede alargarse. En el INH dicen que no nos deben”, puntualizó.

Explicó que sostuvo una reunión con Fernando Valentino, titular del INH, en Caracas. “Se están corriendo la pelota entre él y Damián González, superintendente de actividades hípicas. Nos dijeron que lleváramos nuestros reclamos al Ministerio del Trabajo y allí tampoco han agilizado respuestas”. 

Y no solo los atrasos en los pagos son parte de la problemática. A todos los contratados por Asuprozulia los retiraron del Instituto Venezolano de Seguros Sociales.

Tal es el caso de José Acosta, uno de los capataces. “Tuve un accidente laboral, un caballo me partió la rodilla izquierda y cuando fui al seguro me entero que no estaba cotizando y al consultar entre todos descubrimos que nos sacaron. Tuve que hacer todo lo de la inhabilitación por mi cuenta”, relata.

Entre tanto, en las conversaciones sostenidas con el INH se ha dejado a entrever que las carreras en Santa Rita podrían reanudarse a finales del mes de enero y que ya algunos departamentos, como veterinaria y toxicología, están funcionando.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...