El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Ramón García Jr: “En los últimos juegos de la temporada fuimos muy conformistas”

A pesar de su buen rendimiento, lanzar en el estadio Alfonso "Chico" Carrasquel representa un riesgo inminente para un pitcher como él: no genera mucho ponches

Luego de dos temporadas con muy pocas oportunidades y un bajón importante en su rendimiento, Ramón García Jr. volvió a formar parte del staff de lanzadores estelares de las Águilas del Zulia. En medio de una atípica campaña, García Jr. emergió para dominar a sus rivales y a ser considerado durante gran parte de la zafra como uno de los mejores brazos de los rapaces y del béisbol venezolano.

Entre la 2017-2018 y 2018-2019, las frustraciones estuvieron a flor de piel para el serpentinero llanero. Tras culminar cada semana o práctica, al saber que no estaba inscrito en el roster, su molestia era notable, pero como en toda historia: el que persevera alcanza.

“Gracias a Dios este año trabajé más duro de lo normal y me han salido las cosas como siempre he querido y gracias a Roberto Espinoza (coach de pitcheo), quien me ha ayudado mucho en las cosas que me fallaban”, contó el diestro quien este martes será el abridor del cuarto juego de la serie de postemporada ante los Caribes de Anzoátegui. “Me dieron este importante juego en Puerto La Cruz, que será clave”.

El aspecto mental fue lo principal en lo que trabajé, traté de madurar más y esa creo que fue la clave del éxito. Claro, también el aspecto físico, pero como dicen: el juego es 80% mental

Bajón rapaz

Luego de clasificar a la postemporada, a los zulianos, como al servicio eléctrico, pareció que le bajaron las cuchillas. Desde las sexta semana dejaron registro de solo 3 victorias y 11 derrotas, principal razón por la que cayeron del primero al sexto puesto en la tabla de posiciones.

“En los últimos juegos de la temporada fuimos muy conformistas, creo que eso fue lo que nos dio ese slump en los últimos juegos. Ya en los playoffs venimos con otra mentalidad”, sentenció García.

El diestro dio la clave para regresar a enero de las Águilas, luego de una zafra muy irregular como lo fue la 2018-2019: “La clave de todo esto es la unidad que tuvo el equipo, además de que se trabajó mucho el pitcheo y el bateo”.

Ingredientes ante Caribes

En los últimos dos certámenes, el diestro dejó efectividad de 8.31 en apenas 13.0 entradas lanzadas, con una derrota, 12 carreras permitidas, 10 ponches y seis boletos. Pero en la 2019-2020 volvió al estrellato: 3.35 de promedio de carreras limpias recibidas en 40.1 episodios, con seis ganados en nueve juegos.

A pesar de su buen rendimiento, lanzar en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel representa un riesgo inminente para un pitcher como él: no genera mucho ponches. Que te coloquen la bola en juego en el paraíso de los bateadores del circuito local es una alerta inminente y más si 48.18% de las pelotas que le ponen en juego con elevados/líneas y apenas 37.96% rollings.

“Siempre la mentalidad que tengo es caerle encima a los bateadores, tirarle strike, pero la diferencia de estadio es importante. Allá (Puerto La Cruz) un elevado puede ser un jonrón, pero siempre he dicho que primero tienen que darle a la pelota”, explicó sobre su plan.

Para tratar de disminuir el daño de los contrarios, los zulianos sumaron a dos piezas de alto rendimiento defensivo, que debería ayudar a serpentineros de las características de García: Alí Castillo y Humberto Arteaga. El primero te da garantía casi que en todas las posiciones del infield y los jardines, mientras que el segundo suma un guante de la calidad de las Grandes Ligas al campocorto.

“Las incorporaciones nos ayudan mucho a la defensiva, más que todo en mi caso que soy no soy un pitcher de ponchar, sino de contacto y con esas piezas uno se siente más aliviado, por sabemos que si batean por ahí, ellos van a agarrar la pelota”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...