El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Prospecto Jesús Luzardo a Versión Final: “Nací en Perú, pero me considero venezolano”

Con la sangre marabina corriendo por sus venas y tras firmar en 2017 con los rapaces, vestir el uniforme naranja es uno de sus anhelos, pero no está fácil en el corto plazo esa meta. Las prohibiciones que impuso la Major League Baseball sobre la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y su alto perfil como una futura estrella hace que ese objetivo no dependa de él

La emigración venezolana tiene múltiples historias, todas con diferentes desenlaces, pero siempre con algo que destacar. Jesús Luzardo personifica una bastante peculiar: es uno de los mejores prospectos del béisbol, nació en Perú, pero es de padres venezolanos y esta misma semana puede hacer su debut en las Grandes Ligas.

Luzardo es un peruano-marabino, toda su familia es de Maracaibo e incluso firmó con las Águilas del Zulia para el béisbol venezolano, considerado el decimonoveno mejor prospecto de las Mayores, el primero de los Atléticos de Oakland y tercero entre todos los pitchers zurdos. Su potente recta, que pueda marcar las 98 millas por hora, cambio de velocidad y curva son sus marcas de fábrica para retar a los rivales.

“Nací en Perú, pero cuando me mudé a los Estados Unidos fui mucho a Venezuela, todavía tengo familia allá. Soy el único que nací en Perú de mi familia, pero fue por el trabajo de mi papá. Yo fui criado como venezolano. Estoy agradecido por el chance de ser el primer nacido en Perú en llegar a las Grandes Ligas, pero también me considero un venezolano. Esa es mi historia”, aseguró el zurdo a Versión Final. 

Con la sangre marabina corriendo por sus venas y tras firmar en 2017 con los rapaces, vestir el uniforme naranja es uno de sus anhelos, pero no está fácil en el corto plazo esa meta. Las prohibiciones que impuso la Major League Baseball sobre la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y su alto perfil como una futura estrella hace que ese objetivo no dependa de él.

“A mí me gustaría mucho jugar en Venezuela y jugar para las Águilas. Mi abuelo iba a todos los juegos cuando yo era chiquito y yo lo seguía desde chiquito, toda mi familia siempre ha seguido al equipo. A mi me gustaría mucho lanzar allá, pero todo depende de lo que pase aquí y si el equipo me deja. Hay muchas cosas que deben pasar para que juegue en Venezuela”, indicó.

El objetivo de cualquier pelotero, luego de firmar con un equipo de la Gran Carpa, es hacer su debut en el máximo nivel. Para Luzardo tachar esa tarea pendiente de su lista está a la vuelta de la esquina, luego de recibir el ascenso, aunque es solo el primer paso, que asume con mucha tranquilidad y confianza.

“Yo no siento presión ni nada de eso, solo siento motivación. Eso me ayuda a enfocarme más y trabajar más, porque comienzo a ver que estoy cada vez más cerca de llegar a las Grandes Ligas”, explicó sobre qué pasa por su mente a poco de su estreno.

Talento en ascenso

Aunque su accionar en la temporada 2019 en ligas menores se vio cortado por algunas molestias físicas, Luzardo es un diamante que ya dejó de estar en bruto y poco a poco se perfila para ser parte importante de la rotación de los californianos. En tres niveles de las sucursales de Oakland dejó efectividad de 2.51 en 43.0 episodios, con 36 hits, 57 ponches, ocho boletos y registro de dos victorias y una derrota.

“Lo que me ha ayudado mucho es hablar con los veteranos y tomar sus consejos. He hablado con (Yusmeiro) Petit, Frankie (Mota) y (Mike) Fiers y todos sus consejos los escucho y me ayuda mucho, al igual que todo el cuerpo técnico, que me han ayudado mucho. De verdad que aprecio mucho el chance que me han dado y la oportunidad de estar con todos esos caballos”.

El nativo de Lima, pero marabino de corazón, dio una muestra de lo que puede hacer este año en los juegos de exhibición de los entrenamientos primaverales al dejar promedio de carreras limpias recibidas de 0.93 en 9.2 tramos, con seis hits, una carrera limpia, 15 ponches y cuatro boletos.

Hasta el momento, Oakland no le ha dado un plan de trabajo para su primera experiencia en el equipo grande. Solo le pidieron que siga haciendo lo suyo, aunque él tiene un propia planificación: “Yo quiero trabajar en la recta, la localización en ambos lados del plato, la de dos costuras y la de cuatro costuras”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...