El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

¿Pete Rose merece una placa en el templo de los inmortales?

Aunque apostaba mientras era manager de los Rojos de Cincinnati, durante toda su carrera en las mayores dejó línea ofensiva de .303, con 4.256 imparables, 1.314 carreras impulsadas, 2.165 anotadas, 198 bases estafadas y 160 cuadrangulares

El polémico Pete Rose jugó 24 años en las Grandes Ligas a un nivel muy alto, su manera de batear indiscutibles con tanta facilidad cautivó a los aficionados del beisbol y se convirtió en el único jugador de la MLB en terminar su carrera con 4.256 hits.

La única mancha en el historial de Rose es que apostaba mientras era manager de los Rojos de Cincinnati, el equipo de sus amores, motivo por el cual la MLB lo sancionó de por vida vetándolo de cualquier actividad relacionada con el beisbol profesional.

El “Rey del Hit” solicitó que investigaran a fondo ese caso para que le levantaran el castigo, pero nuevas pruebas sobre su adicción al juego lo hundieron más.

Sin embargo, que un hombre que durante 24 años sacudió en 7 campañas 200 imparables, y es un referente del buen bateo, no pueda estar en las papeletas para Cooperstown, es extraño.

Rose durante toda su carrera en las mayores dejó línea ofensiva de .303, con 4.256 imparables, 1.314 carreras impulsadas, 2.165 anotadas, 198 bases estafadas y 160 cuadrangulares.

Entre sus logros están 1 Novato del Año, 1 Jugador Más Valioso, 3 anillos de Serie Mundial, 1 MVP de la Serie Mundial, 17 Juegos de Estrellas, 1 Bate de Plata, 2 Guantes de Oro, 1 premio Roberto Clemente, 1 galardón Lou Gehrig y 1 The Hutch Award.

Además es el pelotero con más juegos en la MLB, con más turnos consumidos, con más anotadas y con más sencillos despachados.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...