El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Nada alentador el estado del Pachencho Romero

Poco más de 15 días restan para que el fútbol vuelva al Pachencho Romero con el duelo de la primera jornada del Torneo Apertura entre el Zulia FC y el Deportivo Táchira el 30 de enero. Pero, como ya es costumbre, el estadio marabino está lejos –muy lejos- de su mejor cara.

El palmarés del coloso de Grano de Oro, finalista de Copa América y casa de la selección nacional por varios años, ya es conocido. Pero la desidia se apoderó en los últimos años y un nuevo torneo comenzará como todos los más recientes.

Son contados los cariños que ha recibido el Pachencho Romero que no van más allá de las barandas de la tribuna principal. En el resto de las gradas faltan sillas y comodidades no hay por ningún lado.

Al conocido estado del recinto se le suma lo mal que está el terreno de juego. La grama se encuentra seca y dura. “Espero que esto cambie de acá al comienzo del torneo. Si fuera por mí solo viniera los fines de semana, pero es difícil trabajar en otro sitio”, dijo el entrenador petrolero, Juan Domingo Tolisano.

Entre los jugadores del Zulia FC, que desde el 2 de enero realizan allí su pretemporada, hay muchas incomodidades para practicar por el estado del engramado. La exposición a lesiones aumenta con el campo en ese estado.

No solo el conjunto negriazul es el afectado. Para esta temporada se suma el Deportivo JBL a la Primera División y, al igual que en años anteriores, no habrá fin de semana sin acción en el Pachencho Romero.

“Estamos en disposición de colaborar en lo que se necesite. Todos quisiéramos jugar en sitio más apto pero es la realidad que tenemos”, dice Roberto González, presidente del JBL.

Al igual que todo el Polideportivo Luis Aparicio, el Pachencho Romero es dependencia directa de Mindeporte y el Instituto Nacional de Deporte y por tanto está abierto al uso de todos los deportistas. Allí también hace vida la selección regional de atletismo por la pista de tartán. El uso es diario.

Promesa casi incumplida
Pese a todas las circunstancias, la Gobernación del estado hizo una solicitud formal a la Federación Venezolana de Fútbol para recibir los encuentros eliminatorios de la Vinotinto ante Argentina y Brasil en septiembre y octubre de este año, respectivamente.

“El 2 de febrero estaremos en Barinas para conversar con Noel Sanvicente porque al final él, como seleccionador nacional, tiene la potestad de elegir la sede de los juegos”, comentó Leonet Cabeza, secretario regional de deportes.

El tiempo parece no dar para cumplir ese plazo para unas instalaciones de altura pese a las comodidades que ofrece Maracaibo como ciudad para recibir un evento de ese nivel.

El ejecutivo zuliano habría solicitado el comodato a Mindeporte para poder adelantar obras pero, hasta el día de hoy, no ha recibido autorización alguna.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...