El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Miguel Cabrera: “Siempre he buscado dar jonrón este año”

El criollo contabiliza 11 cuadrangulares en la zafra, a solo dos de los 500 y de convertirse en latinoamericano número 28 en lograrlo.

Miguel Cabrera es uno de esos jugadores que nunca le ha gustado hablar de sus logros personales. Siempre se ha enfocado en ser un líder para el equipo y de demostrar que los logros en conjunto van primero antes que los individuales.

Sin embargo, en esta temporada 2021, ha sido un tanto imposible vanagloriarse por las marcas que ha cosechado desde el 1° de abril cuando se cantó la voz de ¡play ball! en la MLB.

Han pasado cuatro meses de acción y el slugger de 38 años está cada vez más cerca de la meta principal de este año que son los 500 cuadrangulares, el cual lo convertirán en el vigésimo octavo pelotero en la historia en unirse al club de máximos jonroneros en las Mayores y el sexto latino en alcanzar dicha cifra, tal y como reseñó Líder.

La noche del martes, frente a Medias Rojas de Boston, el nacido en Maracay descargó el 498 de por vida en la MLB y con su sello, hacia la banda del jardín derecho, se acercó más a la mítica cifra.

Ahora bien, Cabrera sabe lo que está haciendo. Por sus palabras, ha hecho una excepción en esta temporada en no mencionar sus logros, pero es que con una pancarta en el Comerica Park, en la que anuncian su camino hacia los 500 jonrones y los hits que e restan para arribar a los tres mil imparables, es casi imposible pasar por alto.

“Es asombroso para mi”, dijo el criollo al departamento de prensa de Tigres de Detroit. “Vengo de Maracay; de un barrio muy humilde, llamado la Pedrera, y nunca imaginé que esto me iba a pasar. Debo agradecer al equipo y a la gerencia por darme la oportunidad de estar aquí. Es realmente emocionante. Tener esto es un gran orgullo para mi y para mi familia”, destacó el maracayero.

Y es que al ver la temporada de Miguel, .253 AVG/11 HR/49 CI, es notorio que el venezolano se ha enfocado en dar más cuadrangulares este año, con el propósito de ayudar al equipo a ganar y “sin querer, queriendo” lograr esos ansiados 500 bambinazos en su carrera.

“Siempre he estado buscando jonrón este año y eso ha sido la causa de que mi swing no ha sido del todo consistente”, destacó Cabrera en rueda de prensa. “Espero que pueda concentrarme estos dos últimos meses y aportar para el equipo”.

Presión mental

Esa presión a la que se ha sometido Cabrera no ha sido nada fácil. En primer lugar, demostrar que aún puede aportar en este máximo nivel de la pelota y, segundo, ser ese jugador del cual se habló por durante años, gracias a su ofensiva implacable por casi dos décadas de este siglo XXI.

Algo que quizá le ha tocado lidiar mentalmente para mantenerse en pie y enfocado.
“El tema mental ha sido muy fuerte”, resaltó Miggy. “Algo así pasó en las Olimpiadas con la atleta americana, Simone Biles. Entiendo lo que dijo ella. La mente es una parte fundamental del juego”.

“Uno trata de demostrar algo para probar quien eres o demostrar lo que haz hecho en tu carrera y eso te hace perder tu enfoque. Es algo me ha molestado en los últimos dos o tres años, pero no quiero ponerlo como excusa. Necesito jugar mejor. Necesito olvidarme de las marcas y todo lo demás”, finalizó el venezolano sobre su desempeño en el equipo de la ciudad del motor.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...