El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Machís anota el gol de la victoria en Europa League

El internacional Vinotinto marcó su tercera diana de la naciente campaña europea y le dio el gane al Granada ante el PSV por 1-2.

Este Granada va muy en serio. Los nazaríes debutaban en la fase de grupos de la Europa League ante todo un histórico como el PSV y lejos del refugio del nuevos “Los Cármenes”. Pero los de Diego Martínez fueron los que parecía que llevaban toda la vida jugando competición continental. No pagaron la novatada, al contrario. Se repusieron del gol de Gotze y remontaron para afligir a los holandeses su primera derrota en este curso.

El envión inicial de los granadinos sorprendió a los locales. Puertas no consiguió rematar a boca jarro. El PSV se asentó en el partido y, poco a poco, fue teniendo más balón y llegando a los dominios de Rui. El meta tuvo que parar un tiro de Malen y un mal despeje de Neva. Los holandeses sólo creaban peligro cuando conectaban con Götze.

Los minutos pasaban sin ocasiones, dos equipos ordenados y con las ideas claras que no querían tener fallos. La mala noticia llegó a la media hora con la lesión de Gonalons y en los minutos finales el duelo se animó. Mvogo evitó el gol de Montoro y Yangel marcó en fuera de juego. Y del posible gol nazarí al mazazo holandés. Dumfrie hizo una dejada para Götze que de primera batió a Silva en el descuento de la primera mitad.

Tras el descanso el PSV sacó a Götze del campo y se quedó sin su mayor peligro. El Granada, se agarró a su filosofía de la eterna lucha. Salió a dominar y le quitó el balón al conjunto holandés. Milla dirigía la orquesta desde la medular ante un PSV que quería aguantar el resultado. Molina pudo matar en el área pequeña, pero el balón le tocó en la rodilla. En el 56’, en una jugada ensayada Puertas se la puso a Molina en el segundo palo y esta vez no falló. Un empate que dejaba tocado a los locales.

Pero el Granada quería más. Seguía sometiendo a los de Schmidt, con el balón y llegando con peligro. Diez minutos después, Machís se fue por la banda en jugada personal y marcó un golazo desde fuera del área que hundió a los holandeses, la fiesta se escuchaba en Tucupita. Porque no conseguían, ni estando por debajo, superar a un Granada que supo defenderse en el árreón final. Una remontada histórica.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...