El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Llegan gladiadores a Cuba en una visita inusual desde EE.UU.

La presencia de los atletas se sumó a la gira del cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, quien viajó invitado por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y una delegación de productores agropecuarios de Michigan la semana pasada

Veinticuatro gladiadores estadounidenses participaron este martes en la más importante copa de lucha libre y grecorromana de Cuba. La visita es inusual en tiempos en que la administración del presidente Donald Trump busca cortar todo lo posible los contactos con la isla.

La presencia de los atletas se sumó a la gira del cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, quien viajó invitado por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y una delegación de productores agropecuarios de Michigan la semana pasada.

“Es fundamental que los atletas de todos los países puedan confraternizar con nosotros”, dijo a la AP Luis Alberto Orta, un luchador cubano de la categoría de los 60 kilos que entró en el Torneo Internacional de Luchas Cerro Pelado-Granma, iniciada en el domo de la Ciudad Deportiva de la capital. “Simplemente el deporte es algo aparte.”

Representantes de hasta 14 países –incluyendo Estados Unidos, Canadá, Honduras, Puerto Rico, Argentina, Chile y Hungría– trajeron a sus atletas para un deporte en el cual la isla tiene un gran prestigio.

“Este es la 53 edición de nuestro evento y es muy prestigioso que haya participación extranjera y de buenos atletas”, manifestó Manuel Rodríguez, miembro de la Comisión Nacional de Lucha de Cuba. “Trump puede tener esa política, pero nosotros siempre vamos a recibir a todos los atletas que quieran venir y competir con nosotros”.

Las delegaciones norteamericanas en todos los ámbitos tuvieron un boom de 2014 a 2017, durante la administración del presidente Barack Obama, pero luego un dramático giro de Trump incrementó las sanciones, lo que hizo más difíciles los viajes.

El ajuste de las sanciones por parte de Washington limitó los permisos para que sus ciudadanos vinieran a Cuba los que deben estar justificados por razones culturales, deportivas o religiosas, entre otros. Los cruceros se prohibieron y las rutas áreas que no fueran a La Habana se cancelaron.

Trump retiró a sus diplomáticos en la isla y a mediados del año pasado permitió que las cortes estadounidenses tomaran casos contra empresas de terceros países que operan con Cuba, buscando asfixiar a la economía isleña para presionar un cambio de modelo político.

“Cuando se trata de deportes, tu cabeza se deshace de todo”, manifestó a la AP Robby Smith, un gladiador estadounidense que compitió en la categoría de los 130 kilos en grecorromana y uno de los más premiados en su especialidad.

Los luchadores libres y grecorromanos estarán en el torneo hasta el 16 de febrero. Entre ellos destacan J’den Cox, dos veces campeón del mundo en los 92 kilos y Peyton Omania, que luchará con 67 kg, informó la delegación estadounidense.

El torneo está organizado por la Federación Cubana de Lucha, afiliada a la Federación Internacional de Luchas Asociadas y al Comité Olímpico cubano.

En paralelo este martes, el cardenal Dolan, quien llegó a Cuba el fin de semana, continuó su visita a La Habana y asistió a la Universidad de La Habana. Se espera que sea recibido por Díaz-Canel antes de su partida el 12.

Tras una misa en la Catedral capitalina el lunes por la noche, en declaraciones a The Associated Press, Dolan exhortó a tender “puentes” y no “muros” entre Cuba y Estados Unidos, más allá de las tensiones entre los gobiernos.

La Iglesia Católica fue uno de los intermediarios que hicieron posible el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos en 2014.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...