El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Lisbeli Vera se consagró como la reina de la velocidad en los paralímpicos Tokio 2020

Con su cosecha aurífera, la atleta zuliana pasa a la historia como la mejor criolla de todos los tiempos en 70 años del olimpismo y 30 del paralimpismo nacional

Lisbeli Vera pasó a la historia. La venezolana se consagró como la reina de la velocidad paralímpica universal al ganar el oro en los 100 metros planos, categoría T47, plata en 400 metros, y para no dejar dudas selló con otro oro su participación en Tokio 2020 ganando los 200 metros planos.

La abanderada nacional y representante del estado Zulia le puso el sello de oro a su actuación en los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 sumando su tercera presea la mañana de este sábado 4 de septiembre.

Con su cosecha, Lisbeli pasa a la historia como la mejor atleta criolla de todos los tiempos en 70 años del olimpismo y 30 del paralimpismo nacional.

Vera “voló” en los 50 metros finales sacando una amplia ventaja que puso a vibrar a toda Venezuela desde muy temprano al completar la séptima presea para el país en estos juegos.

Las hermanas Linda y Alejandra Pérez, que habían competido en las finales de esta distancia en las categorías T11 y T12 respectivamente, ganaron diploma olímpico con un cuarto lugar cada una.

Respaldo de la Alcaldía

La pandemia por el coronavirus a inicios de 2020 paralizó los entrenamientos totalmente y entonces el profesor Isidro Barthelemy, conocedor del potencial de Vera y temiendo se perdiera el trabajo que venían realizando, decide ofrecerle hospedaje y alimentación en su casa, muy cercana al polideportivo maracaibero, y Lisbeli desiste de regresarse a Santa María.

Ya había clasificado a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 con su primer lugar en los Parapanamericanos de Lima 2019.

Este año Lisbeli recibió apoyo de la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo como parte de las políticas de atención al deporte orientadas por el alcalde Willy Casanova y pudo, junto con el resto del equipo zuliano que conformó la delegación criolla, completar su preparación en esta ciudad para Tokio 2020.

Aspiro a ganar medalla en las tres pruebas”, dijo Lisbeli unos días antes de irse para Japón. No le quedó mal al país y le cumplió. Ahora espera lo mismo para ella y su familia.

Desde niña amó correr

Allá por 2014 Lisbeli Vera era una niñita desconocida en el resto del Zulia, pero en el pueblito de San José de Heras, al sur del Lago de Maracaibo, entre tambores y chimbangueles que honraban a San Benito, la “gacelita” de apenas 12 años se daba a conocer entre sus compañeros de clase, y en el hogar, por dejar “botado” en la carrera a todo cuanto osara ponerse a su lado.

En ese tiempo el Instituto Regional de Deportes del Estado Zulia, Irdez, estaba a la caza de talentos para formar la selección de la entidad con miras a los Juegos Paranacionales.

Leonet Cabeza, entonces máxima autoridad del deporte zuliano, cuenta que el promotor deportivo del municipio Sucre le había hablado maravillas a él y a su equipo técnico de Lisbeli Vera.

Nos fuimos para allá con el profesor Isidro Barthelemy a ver a la atleta, que le ganaba a todos. La primera carrera donde participó Lisbeli se realizó a pleno medio día, con el sol caliente, y lo más impresionante no fue que ella le ganara a sus rivales varones y niñas de la misma edad, sino que corrió descalza sobre el asfalto hirviente de la carretera, que servía de pista a las competencias de velocidad en el pueblito”, relata el exdirectivo.

Con la asombrosa demostración natural de Lisbeli, el equipo técnico dirigido por Isidro Barthelemy, probó medirla con competidores varones de más edad, 13 y 14 años, y el resultado fue el mismo: Lisbeli los superó a todos.

Estaba naciendo la estrella paralímpica criolla, que hoy deslumbra en Tokio 2020 con tres medallas en su pecho.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...