El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Lakers gana el segundo sin mucha oposición

Los angelinos arrasaron con los Heat 124-114, que con bajas en su plantilla poco hicieron por seguirle el ritmo a los campeones del Oeste.

Los Ángeles Lakers parecen haber decidido dejar la burbuja lo más rápido posible, así lo han demostrado al imponerse una vez más 124-114 en el segundo encuentro de la final ante el Heat de Miami que no encontró la manera de parar Anthony Davis en la pintura quien además de anotar 32 puntos sumó 14 rebotes, sin contar la excelsa noche del Alero LeBron James que quedo a solo una asistencia y un rebote de lograr un triple-doble en juegos consecutivos a lo que añadió una recuperación y una tapa.

Mientras el veterano base Rajon Rondo, se encargó de ser el sexto jugador y el líder en la dirección del juego de los “Laguneros” al aportar 16 puntos y 10 asistencias sin contar sus cuatro rebotes. El ala-pívot Kyle Kuzma, vino desde la banca de los Lakers y anotó 11 puntos, los mismos que tuvo el escolta titular Kentavious Caldwell-Pope completando así la lista de los cinco jugadores del equipo angelino que tuvieron números de dos dígitos.

Por Miami, el alero Jimmy Butler cerró el partido con 23 puntos y 13 rebotes siendo el líder anotador del Heat, que tuvieron también a cinco jugadores con números de dos dígitos, pero sin que ninguno fuese factor determinante.

El canadiense Kelly Olynyk acabó como segundo máximo encestador del Heat al quedar a las puertas de un doble-doble consiguiendo 24 puntos y nueve rebotes, mientras el escolta novato, Tyler Herro, se quedó corto como héroe de la noche y solo completo 17 tantos y capturó siete balones. El partido no tuvo ningún tipo de historia e interés deportivo después de conocerse que los titulares del Heat, Goran Dragic y el pivot All-Star Bam Adebayo serían baja por lesión.

Las bajas de Dragic y Adebayo dejaron el camino despejado para que los angelinos tuvieran un entrenamiento en vivo ante Miami y aunque entendieron que debían jugar a media máquina para no hundir más la pobre audiencia de televisión, los Lakers se supieron mejores todo el partido.

Así finalizó un partido sin rival decente, mientras la liga espera un mejor desempeño y mayor interés de audiencia en los partidos subsiguientes para que la barrida no les juegue en contra. El tercer partido de la serie se jugará el domingo, en el mismo escenario de la burbuja de Orlando.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...