El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

LA VINOTINTO PADECE SIN JERARQUÍA

Como nunca Venezuela afrontaba unas eliminatorias con tanta jerarquía. El rodaje ganado en premundiales anteriores y Copas América indicaba que habría un temple mayor para conquistar la clasificación a Rusia 2018. Tampoco había antecedentes de tantos jugadores criollos militando en clubes del extranjero, con buena cantidad de minutos y siendo parte de sus respectivos equipos.

Pero la ilusión de ver a la mejor generación de la historia del fútbol venezolano luchando por un cupo al mundial se desvaneció pronto. Un grupo que estaba llamado a dejar atrás, definitivamente, el que parecía olvidado mote de Cenicienta está haciendo que los años más grises vuelvan en torno a la selección nacional. La Vinotinto, que este proceso ya ha tenido un par de entrenadores –Noel Sanvicente y Rafael Dudamel–, no encuentra la victoria tras 10 compromisos a pesar del optimismo que generaba el camino a la tierra de los zares. Para los referentes de la selección, algunos que acumulan hasta tres premundiales, la situación es especialmente amarga.

“Estamos muy avergonzados porque absolutamente todo nos sale mal”, dijo Roberto Rosales. El lateral derecho es uno de los casos con mayor contraste de su club con respecto a la selección, al punto de perder la titularidad en Uruguay con Alexander González. 

“El equipo da todo en todo momento pero en este nivel estamos cometiendo errores que se pagan muy caro”, indicó. Para el capitán Tomás Rincón es necesario aclarar que “no hemos matado a nadie”.

“Tenemos mucho talento en lo ofensivo pero hay que darle continuidad porque esta eliminatoria no es fácil”, mencionó el jugador del Genoa italiano.

“Tarde o temprano vamos a revertir esta situación. Este grupo está comprometido y somos profesionales, vamos a luchar hasta el final”, manifestó el tachirénse.

Sin embargo, Venezuela deberá borrar gran parte de los errores que los han condenado durante esta decena de juegos. Durante estos partidos han llegado fallos de muchos jugadores de experiencia. La selección cayó en una clara espiral de derrotas de la cual parece no salir ni en lo mental, ni en lo futbolístico. La preocupación en el entorno vinotinto es sentir que se podría aún tocar más fondo en cuanto a funcionamiento y se mira con preocupación la próxima doble jornada en la que recibirá a Bolivia en Maturín y una complicadísima visita a Ecuador en Quito, una sede en la que los meridionales se muestran inexpugnables.

“Peor no podemos estar”, indicó Rafael Dudamel pero el foso aún podría ser más hondo.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...