El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La tribu volvió a imponerse por la mínima y se sigue acercado al título de la LVBP

Los orientales tuvieron que remar contra marea para quedarse con la victoria 5-4 ante el Magallanes. Los dirigidos por Mike Álvarez dieron un paso más hacia su objetivo principal de la temporada: revalidar el campeonato obtenido la campaña anterior.

El suspenso, la emoción, la pelea, los batazos, las remontadas y las victorias ajustadas siguen siendo algunas de las definiciones con las cuales se pueden explicar cómo está siendo la gran final de la LVBP, donde, una vez más, los orientales tuvieron que remar contra marea para quedarse con la victoria 5-4 ante el Magallanes.

Después de un primer enfrentamiento en el que ambos conjuntos entregaron todo y brindaron un buen espectáculo en el Alfonso "Chico" Carrasquel de Puerto La Cruz, el conjunto local logró pegar primero en la serie con un marcador sumamente ajustado, pero que a fin de cuentas, le servía para irse arriba en el duelo.

En el segundo cotejo la historia volvió a repetirse y los dirigidos por Mike Álvarez dieron un paso más hacia su objetivo principal de la temporada: revalidar el campeonato obtenido la campaña anterior.

Pasando a las acciones del compromiso, Wilfredo Romero mandó a la lomita a Yohander Méndez, zurdo que se destacó en el todos contra todos, pero que esta noche no pudo dar la talla frente a la ofensiva de los aborígenes y se tuvo que marchar luego de 2.2 episodios, en los que recibió dos imparables, dos carreras, regaló cuatro boletos y retiró a la misma cantidad de bateadores.

Por otra parte, Henry Centeno es quien salió con la misión de conseguir el segundo logro para los de Mike Álvarez y tampoco pudo cumplir con su trabajo, pues después de 4.1 innings fue relevado por Jean Toledo al permitir cinco conexiones, tres rayitas, perder a dos bateadores y sacar a uno solo por la vía rápida. Ambos se fueron sin decisión.

Para comenzar el viaje por este apasionante segundo duelo debemos volar hasta el 2do acto, donde la visita inauguró el marcador al fabricar dos anotaciones para su cuenta. Sandoval trajo la primera luego de que de Aza recibiera un pelotazo con las bases llenas; posteriormente, Arturo Nieto se sacrificó con un rodado para que, por jugada forzada, Reginatto pisara el plato con la segunda.

Las tablas iban a llegar en el capítulo siguiente, donde Asdrubal Cabrera, con la casa llena, metió un estacazo hacia el jardín izquierdo con el que pudo remolcar a «Balita» Ortega y Víctor Reyes para poner el 2-2.

El 4to inning también tendría movimiento hacia el diamante, pues el propio Nieto le respondió a Cabrera con un triple para que Alejandro de Aza pudiera anotar la tercera rayita tranquilamente desde la segunda almohadilla.

La segunda remontada del compromiso para la tribu no podía ser liderada por otro que no fuera la «tortuga» Willians Astudillo, quien desde que inició el round robin se convirtió en una máquina de producir carreras, y en esta oportunidad se volvió a ir para la calle (tercero de la final) con Niuman Romero en circulación para poner la situación 4-3.

Sin embargo, el bullpen anzoatiguense no está tan afilado como los bates y siguen sin poder realizar una sólida labor con la que quede satisfecho Mike Álvarez. En el 6to episodio la paridad volvió a decir presente, cuando Gabriel Noriega disparó una bala hacia la derecha con la que, nuevamente, Alejandro de Aza pisaría el home proveniente desde la segunda base.

Pero, ¿acaso existe una mejor manera de remontar un juego frente a tu fanaticada que no sea mediante un home run? La respuesta es no, no la hay. Precisamente eso fue lo que ocurrió en el 7mo, momento en el Víctor Reyes decidió bajarle el martillo al duelo y terminar de hundir el barco magallanero que había atracado en su puerto.

El jardinero derecho sacó a relucir todo su poder con el madero y mandó la pelota de paseo hacia la grada de la derecha para poner el marcador 5-4. Ya en el epílogo de esta larga historia de nueve capítulos, Bracho volvió a salir en escena para cumplir con su misión de asegurar el triunfo y sacó a la tolería turca por la vía del 1,2,3 para adjudicarse su segundo salvamento de la final. Resultado final 5-4.

Esteban Haro es quien se quedó con la celebración, mientras que Wilking Rodríguez tuvo que soportar la derrota. Por supuesto que el MVP de la noche es para Víctor Reyes y su bambinazo de cuatro esquinas que terminó definiendo el cotejo.

El segundo asalto de esta contienda programada al mejor de cuatro round, por ahora, la va ganando el defensor del título 2-0; sin embargo, el contendiente valenciano ha demostrado que tiene resto para seguir dando la batalla, y ante su público, podría conseguir la motivación que les hizo falta en estos dos encuentros para no perecer por la mínima diferencia.

Por los momentos, todo es celebración y alegría en el Alfonso Carrasquel, pero deberán pasar rápidamente la página, pues el día de mañana tendrán que volver al ruedo pero con el José Bernardo Pérez de Valencia como «ring» para los próximos enfrentamientos. Así que la cita es para estar pendiente del tercero de la gran final entre Caribes de Anzoátegui y Navegantes del Magallanes a partir de las 7:00 PM.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...