El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La Liga investiga la denuncia de Diakhaby por racismo: “Algo pasó”

La Federación, por su parte, reunió al Comité de Ética que podría pedir a Competición que abra expediente extraordinario. El incidente también llegará al Senado, donde Compromís preguntará por la actuación de la Comisión Antiviolencia ante esta denuncia

La denuncia de Diakhaby de haber recibido un insulto racista por parte de Juan Cala es la primera que pone en un brete a LaLiga y la Federación ante la demostración de la inexistencia de una pauta que recoja qué hacer ante un incidente racista entre dos jugadores que no observó el árbitro del partido. El primer paso de ambas instituciones fue iniciar sus propias investigaciones para esclarecer unos hechos de los que, por el momento, aseguran que no tienen constancia por imágenes o sonidos verificados.

Las consecuencias de “insultos que impliquen una vejación a una persona por razón de su origen racial o étnico” están recogidas en el Código Disciplinario de la Federación como infracción muy grave y tipificadas con una sanción de dos a cinco años de suspensión y multa de 18.001 a 90.000 euros. Pero antes se debe determinar que existieron esos insultos, reseñó el medio El Mundo.

El central del Valencia hizo su denuncia al árbitro, que no paró de manera inmediata el partido aunque la recogió en el acta, el documento administrativo que rige las sanciones. El defensa del Cádiz, por su parte, guardó un silencio estratégico que rompe este martes, 48 horas después. Ayer advertía: “No me voy a esconder. Parece que en este país no hay presunción de inocencia”.

LaLiga abrió una investigación interna para esclarecer lo ocurrido porque “algo pasó”. “Hay versiones contradictorias pero, por la conducta del jugador del Valencia, algo pasó. Estamos recabando todas las imágenes”, reconoció Javier Tebas, a quien el presidente del Valencia, Anil Murthy, llamó a primera hora del lunes. El club sigue arropando a su jugador, muy afectado. “Queremos ver una reacción para proteger los vulnerables”, dicen.

La Federación, por su parte, reunió al Comité de Ética que podría pedir a Competición que abra expediente extraordinario. El incidente también llegará al Senado, donde Compromís preguntará por la actuación de la Comisión Antiviolencia ante esta denuncia.

En busca de pruebas

Sin embargo, el reto serán las pruebas. Con 19 cámaras y el estadio vacío, los operadores insisten en que no hay aún una imagen y un sonido clarificador. Donde han corrido es en redes, atribuidas a una cadena de televisión inglesa. De momento, no hay respuesta sobre su credibilidad.

La denuncia de Diakhaby de que Cala le llamó “negro de mierda”, reflejada en el acta por Medié Jiménez, es de momento el único elemento. Pero el árbitro hace una matización: el insulto que le cuenta el central valencianista “no fue percibido por ningún integrante del equipo arbitral”.

Ante la posibilidad de que Competición instruya un expediente y solo pueda acogerse al testimonio de los dos jugadores, presunta víctima y supuesto agresor, el Valencia se rebela. “Aunque [Cala] lo niegue, todos sabemos reconocer una cara de culpabilidad. Si el ejemplo es que cuando no hay cámaras todo vale, no es el mensaje que queremos. Todo el mundo pudo ver que algo grave ocurrió para que los jugadores se marcharan del césped. La cara del culpable se vio muy evidente en la televisión”, insistió Murthy.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...