El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La desidia arropa al Gimnasio Saurín Galué [+Fotos]

Han transcurrido tres años desde el incendio que destruyó implementos básicos de entrenamiento

El excremento de las palomas es lo que adorna las paredes del Gimnasio Saurín Galué, de La Victoria, desde hace más de tres años, y el gobierno regional, que está encargado del mantenimiento de las instalaciones, no los ayuda. Pero eso no es nada nuevo.

No es solo el problema de insalubridad, que también pasa por las instalaciones sanitarias que no reciben agua para mantenerlos limpios por problemas con la bomba que distribuye el líquido, sino también la desidia en la que se encuentran los implementos con los que deben entrenar.

La gimnasia masculina está entre las más afectadas. La modalidad de trampolinismo ha casi desaparecido, pues de los tres elementos que se deben utilizar para entrenar, solo tienen un mini-trampolín, de resto quedan los armazones de los que en otrora fueron trampolines para entrenar.

La situación ha provocado que algunos atletas emigren a otras entidades, donde tienen mejor calidad en las condiciones de los espacios físicos para desarrollar sus respectivas modalidades.

Falta el material

Las herramientas de trabajo de los gimnastas (colchonetas, potro, anillas, barras y fosa), las han recuperado gracias a la inversión que cada representante, atleta o entrenador ha realizado.

El potro se mantiene porque instructores y gimnastas compraron cuero para forrarlo y relleno para amortiguar los golpes que se puedan producir con los movimientos.

El minitram con el que cuentan está funcional porque les donaron la malla.

Los resortes que utiliza el elemento, los dio el preparador. Dos tercios de la fosa tiene cauchos y algunas colchonetas para amortiguar las caídas de los gimnastas, pero esas también las consiguieron por sus propios medios.

Las instalaciones eléctricas, además, son casi inexistentes. Solo funcionan dos enchufes y cuatro de los 78 bombillos instalados.

No responden

Los presupuestos, solicitando la ayuda, se han hecho llegar al ente regional, pero la respuesta ha sido nula. El último que se tramitó estaba por los 400 mil euros, que comprendería una recuperación completa del material de entrenamiento.

La tragedia le sobrevino al gimnasio el 17 de diciembre de 2014, cuando un incendio acabo con la mayor parte de los implementos.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...