El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Inglaterra venció 2-1 a la invencible Bélgica

Los de Southgate remontaron un gol de Lukaku gracias a los tantos de Rashford y Mount. Es apenas la cuarta derrota en 47 partidos para los belgas de Roberto Martínez.

Ni siquiera Inglaterra sabe cómo ganó el partido, pero, es tan raro ver perder a la Bélgica de Roberto Martínez, que algún mérito tuvo que hacer para llevarse el partido de la Liga de Naciones. Desde que llegó el técnico español hace ya cuatro años, el combinado belga ha ganado 36 partidos de 47, y, con la de este domingo, apenas ha sumado cuatro derrotas, pero los de Southgate fueron capaces de darle la vuelta al marcador y a un arranque de partido poco prometedor.

Los tantos de Rashford y Mount sirvieron para hacer inútil el gol inicial de Lukaku, aprovechando las pocas oportunidades de las que dispusieron los pross y haciendo valer la puesta en escena de un Wembley al que duele, y mucho, ver vacío. Más allá del marcador, mucho tiene que mejorar Inglaterra para estar a la altura de los jugadores con los que cuenta.

Porque desde un primer momento, los diablos rojos demostraron el porqué son un el mejor equipo para la FIFA desde hace dos años. A pesar de que no contaban con Hazard, su estrella junto a De Bruyne, fueron capaces de someter con una facilidad sorprendente a una selección como la inglesa, que, aunque no está pasando por sus mejores partidos, es uno de los combinados que más talento atesora ahora mismo en el panorama europeo.

Avisaron primero los belgas con un tanto de Yannick Carrasco que fue anulado por fuera de juego, y, poco después, Lukaku transformaría él mismo el penalti que le hizo un Dier que parece incapaz de refrenar sus instintos dentro del área. El ex del Manchester United, que se está saliendo desde que llegó al Inter de Milán, reforzó su condición de máximo goleador de su selección con su gol número 53 en apenas 86 partidos.

A pesar de la falta de méritos de los Three Lions, Rashford conseguiría devolver las tablas al marcador anotando también desde los once metros, lo que sirvió como punto de inflexión para que los de Southgate, sin llegar a crear peligro, recuperasen el control de la pelota. Una situación que les llevó a que, sin desplegar un juego brillante, volvieran a perforar la red de Mignolet gracias a un disparo desviado de Mount que terminó en el 2-1 definitivo.
Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...