El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Hernán Pérez conversó con Versión Final: "Me creía capaz de este desempeño"

La carrera de Hernán Pérez dio un giro tremendo a partir de la última temporada en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) y ahora en las Grandes Ligas. Su desempeño con el bate, amén de una sorprendente cifra de bases robadas tiene muy satisfecho al mánager de los Cerveceros de Milwaukee, Craig Counsell.

El criollo fue dejado en libertad por los Tigres de Detroit en 2015, luego de promediar un pírrico .061 en 33 turnos al bate y redondear un .160 de promedio con .189 de porcentaje de embasado en sus primeros cuatro años en la gran carpa.

Todo ese desempeño cambió repentinamente a partir de la temporada 2016. Los Cerveceros se hicieron con los servicios del venezolano y ha podido dar un giro drástico a su desempeño ofensivo en las mayores. Pérez ha sido uno de los principales bateadores de los Cerveceros desde el Juego de Estrellas, con promedio de .309, siete cuadrangulares y 24 carreras impulsadas, con 14 bases robadas. En total, sus números en el año son de .282, 11 jonrones, 43 producidas y 24 estafadas.

Otro bateador

“Las cosas están saliendo como siempre he querido”, comentó Pérez a Versión Final, desde su residencia en Milwaukee. “Aunque ahora mismo tengo 11 jonrones, cosa que nadie se esperaba, pero todo eso tiene que ver con el trabajo que he venido haciendo con mi cuerpo desde Venezuela”.

Ese trabajo al que hace mención el aragüeño tiene que ver con su acondicionamiento físico, labor que reconoció, hace por primera vez en su carrera luego de una temporada en EE. UU. “Los resultados están a la vista. He hecho mucho empeño en mejorar mi físico. El año pasado me fui a jugar en Venezuela con seis o siete kilos de más. Ellos (el equipo) me pidieron que trabajara en eso y surtió un gran efecto”, comentó.

Pérez no solo se ha encargado de su físico, también retomó ciertos detalles en la caja de bateo que había perdido, trabajando con el coach de bateo lupuloso, Darnell Coles. “Estuve con él antes en Detroit. Él ya me conocía. Volví a levantar la pierna como antes y fue una cosa que me dio resultados instantáneos”.

Pero lo que quizá haya sorprendido más en el juego del utility este año es su capacidad para robar almohadillas. Al criollo solo lo han puesto out en intento de robo cuatro veces en 28 intentos, haciéndolo un pelotero confiable a la hora de tomar una base adicional.

“(Se debe a) una combinación de varias cosas”, explicó. “Perdí peso en el receso y gané masa muscular. Además, Carlos Subero (coach de infield) es muy bueno en eso. Siempre está estudiando al pitcher de ese día, así que es una de las claves. Jonathan Villar tiene 50 bases robadas gracias también a él. Siempre detecta lo que el pitcher hace y nos permite agarrar buen timing”, ahondó el criollo.

Todo terreno

La versatilidad de Pérez, quien afronta su quinto año en el big show, es otro de los factores que agradecen de su juego los lupulosos. El utility tiene la versatilidad para jugar en todas las posiciones del infield, además del jardín derecho, lo que le da opciones a Counsell de ponerlo a jugar a diario.

“Tenemos en Hernán un jugador que puede jugar múltiples posiciones. Solo tengo que moverlo como una pieza de rompecabezas y lo mejor de todo es que es productivo en cualquiera de ellas”, espetó el timonel. Sin embargo, Pérez vuelve a dar crédito a Subero y al coach Joe Crawford en la preparación que utiliza ante cada bateador. “Siempre estoy pendiente del trabajo de ellos”.

Al criollo no le sorprende el éxito que ha tenido esta campaña. “Creo que sí (me lo esperaba) por el trabajo que hice en Venezuela. Trabajé muy fuerte y jugué toda la temporada. Estoy viendo los resultados”, finalizó el jugador.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...