El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Granada sufre pero encuentra el gol gracias a Machís [+Vídeo]

Los andaluces reman desde atrás y alaban un destello de talento del delantero de Tucupita que encadena su segundo encuentro marcando gol.

Los que pudiesen esperar un partido plácido como el acontecido ante el Teuta, pronto abandonaron la idea, pero Diego Martínez ha forjado un equipo capaz de adaptarse a cualquier tipo de escenario, y así lo demostró el camaleón rojiblanco, que sin el acierto y la pegada de otros encuentros tuvo que armarse de paciencia para ir desgastando al rival, muy bien plantado sobre el baqueteado césped de Los Cármenes.

Los minutos se consumían, y a pesar de acaparar la posesión, el Granada se encontraba incómodo, falto de profundidad por los costados y algo dubitativo en la construcción, disfrutando de un dominio estéril que apenas lograba inquietar el entramado defensivo de los georgianos, que aprovechaban las imprecisiones de los andaluces para lanzar contraataques aislados que morían antes de generar peligro real.

Al filo de la media hora de juego Milla subsanó la falta de ocasiones con un remate desde el punto de penalti al que le faltó potencia y colocación para poder haber sorprendido al guardameta visitante. El asedio granadino se intensificó en el tramo final del primer acto, pero sus intentos no encontraron el gol, ni en las botas de Machís, que se plantó ante Mamardashvili sin acierto, ni en las numerosas jugadas a balón parado.

Chispazo

El Granada tenía que encontrar la fórmula para romper la muralla georgiana, y bastó con un destello de calidad de Machís para hacer añicos el cerrojazo del Tbilisi. El venezolano se deshizo de su par y conectó un disparo desde la frontal del área que trazó una parábola perfecta hasta colarse en el fondo de la portería, firmando el 1-0 que cambiaba el decorado en un parpadeo.

El gol y la posterior expulsión de Gabadze terminó por tranquilizar al Granada, que extendió su dominio con la seguridad que ofrece la ventaja en el marcador. El Tbilisi trató de desperezarse, algo que le resultó imposible tras vivir encerrado hasta entonces. Los rojiblancos se defendieron con el balón y vivieron sin apuros hasta el definitivo 2-0, obra de Jorge Molina, que rubricó la segunda victoria continental del Granada.

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...