El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Gana el Atlético 0-2 en Balaídos y Suarez vuelve a marcar

El Celta hizo un buen partido, sobre todo en el primer tiempo, pero ganó el Atlético gracias a su pegada arriba, su principal hándicap en muchos partidos.

Tres puntos que elevan la moral del equipo rojiblanco y meten al Celta en una pequeña crisis. En tan sólo cuatro partidos Luis Suárez ha vivido casi de todo en el Atlético: se sintió estrella en su debut y sintió lo que es la soledad del 9 en el encuentro ante el Villarreal. En Huesca tuvo una ocasión y la falló. Un carrusel, vaya. En Balaídos le tocó sonreir de nuevo. La primera pelota que tocó fue dentro. La jugada fue perfecta, de esas con las que sueñan los entrenadores y se ensaya una y otra vez: pase al hueco de Koke a Costa, gran dejada para la entrada del lateral zurdo y asistencia de Manu Sánchez para que Luis Suárez marcara como marcan los delanteros puros: de primera, bien colocado. Golazo.

El equipo del Cholo salió a por todas y cuando lo hace tiene mucho ganado. Porque a su calidad se le une la intensidad y las ganas. Un Atlético con Koke mandando y con Lemar intentando demostrar que no es tan malo como algunos pueden llegar a pensar. Y con el debut de Torreira, al que el Cholo le dio la titularidad en cuanto pudo. Fue bonito mientras duró, aunque no lo hizo mucho.

Lamentaba el técnico local la circunstancia de irse al descanso sin haber marcado. El inicio del segundo tiempo fue casi un calco del primero, aunque Suárez no marcó tras una bonita jugada de Koke y carrera de Diego Costa. Carrerón que acabó con el hispano-brasileño lesionado. Pudo ser el 0-2 y haber cerrado el Atlético el partido. Encuentro que acabó para Suárez en el minuto 64. Resumen: dos ocasiones, un gol. João Félix, Marcos Llorente y Carrasco fueron entonces los encargados de llevar la iniciativa ofensiva del equipo. El Celta también hizo cambios. Aspas seguía siendo el mejor, aparecía por todos lados, desborbando, buscando apoyos. Y con Nolito más protestón que otra cosa. El Atlético ya sí se posicionó como siempre, seguro, sin regalar casi nada, con un Celta con un dominio aparente pero sin crear peligro. Un encuentro de cara para los del Cholo, que vieron cómo fueron pasando los minutos.

Simeone decidió que el encuentro se acababa cuando metió a Herrera en el campo a falta de quince minutos. El Atlético esperó las contras para hacer el segundo. No marcó Marcos Llorente en una buena acción individual. Torreira, incluso lesionado en los últimos minutos, intentó cerrar espacios para evitar cualquier incursión del Celta. Y Carrasco marcó el segundo en el descuento en un partido que el Atlético ya tenía ganado, así reseñó AS.com.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...