El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Gabriel Moya a VF: “El corazón me palpitaba demasiado”

El cabimense se convirtió en el venezolano 377 en estrenarse en las Mayores y el decimoctavo en hacerlo esta campaña

Gabriel Moya por fin cumplió el sueño desde que es un pelotero profesional: debutar en las Grandes Ligas, considerado el mejor béisbol del mundo. Tras seis años en ligas menores y un cambio de equipo, los Mellizos de Minnesota decidieron darle la oportunidad, el martes, de ser el venezolano 377 en debutar en las Mayores y el decimoctavo esta campaña.

“La noticia me la dio el gerente general del equipo (Thad Levine), quien me llamó a las tres de la tarde para indicarme que mi itinerario había sido cambiado, que era el nuevo grandeliga de los Mellizos de Minnesota y que ahora me iba a dirigir al estadio de Minneapolis”, contó Moya a Versión Final. “Al terminar de hablar con el gerente general, llamé a mi familia y les di la noticia, todos estamos muy contentos porque fueron varios años trabajando duro para lograr la meta de llegar a Grandes Ligas y ahora puedo decir que ya soy un grandeliga”.

El zurdo empezó a calentar en el Target Field, de Indianápolis, en el octavo tramo, una llamada al bullpen ya lo había alertado de que el noveno tramo iba a ser su primera oportunidad de lanzar al máximo nivel.

“La verdad cuando suena el teléfono y me dicen que tenía el noveno inning, me sentí con un poco de ansiedad y el corazón me palpitaba demasiado, pero ya después que terminé de calentar e iba corriendo al montículo, estaba pensando que por fin iba a cumplir mi sueño de lanzar en Grandes Ligas, la verdad que fue algo muy bonito, que no puedo explicar con palabras lo que sentí en ese momento”, explicó el zurdo.

Ante 25.852 aficionados, con la pizarra 16-0 a favor de los dirigidos por Paul Molitor, el zuliano retiró a su compatriota Yangervis Solarte con rolling, otorgó boleto a Will Myers, Cory Spangenberg elevó al jardín izquierdo para el segundo out y ponchó a Jabari Blash para sellar el lauro de su divisa.

“Fue un sueño hecho realidad”, aseguró el cabimense sobre su estreno ante los frailes.

Premio al trabajo

Moya, quien fue galardonado como el Relevista de Año de las ligas menores por Baseball America, dejó efectividad de 0.77 en 58.1 innings, con 87 ponches, 15 boletos y apenas cinco carreras limpias recibidas. Entre el 2016 y 2017, tiene promedio de rayitas permitidas de 1.80 en 122.0 capítulos, con 169 abanicados y 32 pasaportes.

“Los dos últimos años han sido claves para lograr este ascenso, la verdad que he trabajado muy fuerte y los números así lo han demostrado. Le doy gracias a Dios por este año que tuve en ligas menores y ahora porque estoy en Grandes Ligas, pero todavía la temporada no ha culminado y debo seguir trabajando fuerte”, dijo el siniestro.

He estado trabajando en localizar más la recta y lanzar en la zona de adentro del bateador, porque pienso que si demuestro que no tengo miedo en lanzar adentro mis pitcheos quebrados, van a ser más efectivos y esa es una las claves mías este año”.

Ahora a mantenerse

Llegar a la Gran Carpa es la primera gran meta cumplida tras dar el salto al profesional de un pelotero, pero el sueño más complicado es mantenerse. Muchos llegan, pero pocos consiguen establecerse y durar más de cinco temporada en el big show, por lo que el cabimense ahora se pone como objetivo quedarse en el equipo grande.

El segundo paso es mantenerse en las Grandes Ligas, pero no es fácil llegar. Tuve seis años en ligas menores, pero ahora viene una nueva menta, ya cumplí mi gran sueño que era llegar, pero ahora pienso en quedarme en Grandes Ligas”, señaló.

Águilas en duda

Moya tiene tres temporadas de experiencia en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, todas con las Águilas del Zulia (2013-2014, 2015-2016 y 2016-2017). De por vida tiene efectividad de 5.40 en 28.1 capítulos, con 35 incogibles, 25 guillotinados y nueve bases por bolas.

“La verdad es que no sé si podré lanzar este año en el béisbol profesional de Venezuela, me gustaría, pero no sé cuáles son los planes de la organización conmigo, no sé si me van a dar permiso”, confesó.

“La verdad es que no estoy muy seguro de poder, porque he lanzando mucho este año. Creo que la organización va a tomar eso en cuenta y puede ser que decidan darme descanso, pero no es nada concreto”.

El criollo espera aprovechar al máximo su pasantía por las Mayores, antes de reportarse a la Arizona Fall League, liga que alberga a las mejores promesas del béisbol de la Gran Carpa y que arranca el 8 de octubre.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...