El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Félix se complica con su recta

El rendimiento superlativo de Félix Hernández hace que cualquier actuación por debajo de sus expectativas genere una mayor suspicacia que cualquier otro lanzador terrenal.

Desde el inicio de esta temporada, el as de la rotación de los Marineros de Seattle ha sido claro al expresar que no se siente completamente a gusto con su desempeño, más allá de que su efectividad se mantenga en 2.21 luego de seis aperturas.

Uno de los aspectos con los que Hernández ha batallado durante esta etapa de la campaña, es el comando de su recta. Su taza de 4.4 boletos por cada nueve episodios lanzados lo ha complicado en varias ocasiones, pero su calidad y la combinación del resto de su repertorio, principalmente su cambio de velocidad, lo han hecho literalmente un genio del escapismo. A Félix le batean de 39-3 (.077) con corredores en posición anotadora.

“Hay detalles en mi mecánica que tengo que mejorar. Voy a trabajar en el bullpen para ajustar lo que tenga que ajustar. No es gran cosa”, indicó Hernández a la prensa de Seattle.

En baja

Más allá de que el derecho sepa camuflajear cualquier incertidumbre con relación a la eficacia de sus envíos, es llamativo cómo su recta ya no parece ser un arma con la que pueda ejercer el dominio que lo caracteriza sobre la lomita.

La recta de Félix presenta una merma de dos millas por hora con relación a su temporada anterior. Pasó de promediar 92.83 MPH en 2015 a 90.59 MPH en 2016, de acuerdo con cifras de Brooks Baseball, y de 92.1 a 89.7 según FanGraphs.

La falta de potencia en su bola rápida y los detalles en su comando, hacen que Hernández tenga dificultades para sacar del paso a sus oponentes.

En lo que va de campaña, el “Rey” ha realizado 90 envíos con su recta de cuatro costuras, solo uno ha sido abanicado y apenas 35 (38.8 %) han sido cantado strike.

Con la velocidad que Hernández posee actualmente en su recta, el manejo de la zona de strike es su aliado; sin embargo, no muestra la misma eficacia. Esta campaña sus oponentes le hacen swing al 24.4 % de los pitcheos que realiza fuera de la zona, una diferencia de 10 % menos con relación al 2015.

El FIP, efectividad que se basa en los aspectos del juego que el lanzador tiene dominio (boletos, golpeados, jonrones y ponches) sin la intervención de la defensiva, de Hernández hasta ahora es de 4.11, relativamente alto para los 3.19 que promedia en su carrera.

graficoversionfinal

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...