El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El Zulia y todo el béisbol conmemoran el 65 aniversario del debut de Luis Aparicio

Nueve Guantes de Oro, 13 participaciones en el Juego de Estrellas y un anillo de Serie Mundial (1966) antecedieron a su máximo galardón, pues en 1984, Don Luis Aparicio entraría al Salón de la Fama en Cooperstown como el primer y hasta ahora único venezolano en lograrlo.

Tal día como hoy 17 de abril pero en 1956, el Comiskey Park, de la ciudad de Chicago se vestía de gala para inaugurar una nueva temporada de béisbol en la Ciudad de los Vientos.

Recien comenzaba la tarde y ambos equipos, Indios de Cleveland y Medias Blancas, ya estaban en el terreno a la espera de la voz de ¡play ball!. Un día de algarabía para los 16 mil 773 aficionados que se aposentaban en las tribunas.

Del lado de la tribu, en la posición de campocorto yacía la ex estrella de los patiblancos, Alfonso “Chico” Carrasquel. Primer año que vestía otro uniforme que no fuera el de Medias Blancas.

En la posición 6 del diamante de los “Medias” se movía un joven, de apenas 22 años de edad, oriundo de Maracaibo. En los altavoces del estadio se escuchó como un estruendo, mientras este muchacho delgaducho caminaba al cajón de bateo: “¡Al bate, Luis Aparicio, campopcorto!”, frase que quedaría para la historia.

Comenzaba una era para los venezolanos en las Grandes Ligas con el estreno en la MLB del sexto jugador nacido en el país.

Era la parte baja del tercer episodio. Bob Lemon abría por la tribu y en su primer turno al bate, Aparicio conectó elevado al jardín derecho. Fue su primer contacto en el béisbol de las Grandes Ligas. En el segundo turno, la misma película, pero el batazo salió a los predios del jardín central.

Fue, entonces, en el séptimo acto, el séptimo de la suerte, en que Luis Aparicio abrió la cuenta de hits en las Mayores con sencillo a la pradera izquierda frente al derecho Lemon y así terminar su faena de 3-1.

65 años se cumplen hoy de aquel momento en que “Little Louie” dio sus primeros pasos en el máximo nivel de este deporte.

Sin saberlo aquel 17 de abril de 1956, Aparicio se convertiría en el máximo referente para Venezuela en la pelota.

Ese mismo año, se alzó como el primer criollo en ganar el Novato del Año. De allí en adelante, momentos de gloria se hicieron presente en la carrera de este marabino.

Nueve Guantes de Oro, 13 participaciones en el Juego de Estrellas y un anillo de Serie Mundial (1966) antecedieron a su máximo galardón, pues en 1984, Don Luis Aparicio entraría al Salón de la Fama en Cooperstown como el primer y hasta ahora único venezolano en lograrlo.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...